Podcasts

Photo by Jonathan Velasquez on Unsplash

Tengo una obsesión fuerte con los podcasts. El escuchar historias de personas que han logrado vencer sus barreras mentales, que han logrado superar obstáculos que parecían imposibles y escuchar como han hecho para resolver ciertas cosas, han servido de guía para motivarme y darme cuenta que hay muchas cosas que no he hecho, y que si bien el tiempo sigue corriendo, aun puedo lograrlo.

Quizás uno de los podcasts que más me ha cambiado fue el de Cracks, donde entrevistó Oso a Julian Ríos, un chico de tan solo 20 años que ha logrado crear una empresa que está a punto de revolucionar la medicina, el diagnóstico, y quizás en un futuro la eliminación del cáncer de mama. Y me queda claro que la edad no es un obstáculo cuando se tiene la voluntad las ganas y la motivación para hacer algo.

Escuchar su historia, me ha hecho cuestionarme durante los últimos días, si es que en realidad estoy aprovechando todo mi potencial, y si en realidad estoy haciendo lo que debería hacer. Y la realidad es que no. Aún sigo divagando mucho, aún no me enfoco como debería. Y no es que tenga envidia, simplemente hoy me doy cuenta que estoy desperdiciando mi potencial. Y no debería seguir así. Tengo que confiar en lo que siempre me he dicho, que yo iba a ayudar a transformar las cosas, a hacer de esta, una mejor sociedad. Y creo que el día para empezar es hoy. Ojalá algún día pueda decirle a Julian eso en persona. Qué su historia me motivó, y que gracias a el, ahora estoy enfocado en cumplir mi misión. Y ustedes, si aún no se dan cuenta, tienen también un potencial infinito, que no deben desaprovechar. Y empezar hoy. No mañana. Hoy.

Hacer Click

connect the dots. Todo hace click
Photo by tam wai on Unsplash

Y de repente, un día, todo hace sentido. Todo hace click, y es como si se abrieran los ojos de manera mas clara y todos los puntos se empezaran a unir.

Es cuando nos damos cuenta que todo lo que hemos pasado, ha tenido sentido. Qué todo lo que hemos intentando, todos los triunfos, todos los fracasos, todo el dolor, todo el sufrimiento, los tropiezos, tenían una misión y servían un propósito.

Sí, un día todo hace click y descubrimos que ha valido la pena el trayecto.

La Vida Es Un Proceso

Photo by Daniil Silantev on Unsplash

Como un río que se mueve de manera constante. Como un camino que nunca termina. Así es la vida. Un proceso constante donde tenemos que aprender, desaprender, y volver a aprender. A ganar, a perder. A intentarlo nuevamente.

Somos un proceso de evolución constante. Donde el universo sigue creciendo y mejorando su proceso a través de nosotros. Somos el universo en expansión. Y nuestra obligación es dejar que el universo se manifieste a través de nosotros. Sigamos aprendiendo, sigamos caminando. Sigamos intentándolo. SIEMPRE.


“Life is a process. We are a process. The Universe is a process.”

Anne Wilson Schaef

Una Fórmula Sencilla

Photo by Hans Reniers on Unsplash

Ayer empecé a ver nuevamente Breaking Bad. Una de mis series favoritas de todos los tiempos y considerada por muchos como una de las mejores de todos los tiempos. Y ayer que veía el capítulo inicial donde Walter pregunta en su clase cuál es el estudio de la química, y luego cuando Jesse le dice a Walter: eres un experto, Walter solo le respondió: es algo básico. Me puse a pensar no en cocinar meth, pero sí en como se “cocina” el éxito.

Aclaro que como lo he dicho muchas veces lo que el éxito puede significar para mí no es necesariamente lo que el éxito significa para alguien más.

Pero para llegar a esa definición de éxito personal, normalmente buscamos métodos, aplicaciones, atajos, soluciones mágicas y todo eso que nos acerque de la manera más rápida a nuestra definición de éxito. Es por eso que tantos libros de auto ayuda tienen tanto éxito (pun intended).

Y leyendo esta mañana, fue como me encontré con esta frase:

“Success boils down to overlooked, age-old basics: consistent practice, being unapologetic about personal choices, investing in the self, and trusting in the process.”

Y en la búsqueda de alcanzar algo, nos olvidamos de lo básico. La única formula que ha funcionado siempre y que debería ser el cimiento de todo lo que hacemos: Practicar de manera consistente y constante, no disculparse por las decisiones que tomamos, invertir en nosotros y confiar en el proceso. Yo a esa formula agregaría, paciencia y resilencia.

Y no es algo que no sepamos, simplemente queremos evitar el fracaso, el proceso largo, no tener que practicar. Y perdemos tiempo buscando recetas alternas, formulas mágicas y atajos. Esperando que un día de repente el éxito toque nuestra puerta y nos abrace.

Así que si queremos alcanzar algo, la formula está, solo se necesita decidirnos y comprometernos. Y como dice la celebre frase que se le ha atribuido a cientos de personas:

“Me tomó 10 años convertirme en un éxito de la noche a la mañana.”

Show Up

Hay días en que todo es mas difícil que otros. Son días en que todo se vuelve complicado y hasta pararse es difícil. Sin embargo, para romper con la mente y el inconsciente que nos trata de sabotear, hay veces que solo queda levantarse y presentarse e intentarlo.

Hoy fue uno de esos días. En el Crossfit hoy no tuve un buen día. Me sentí muy cansado, sin energía. But you have to suck it sometimes. Show up. Do the work.

Quiero creer que parte también es por qué he estado evitando comer azúcar, y al parecer al tercer día empiezan estos efectos.

Y hoy cuesta un poco más de trabajo que de costumbre enfocarme, y hasta sentarme a escribir. Pero el compromiso está ahí. Y el compromiso más fuerte es conmigo mismo. Así que aunque sea un día complicado aquí estoy. Solo queda tomar una dosis más fuerte de café y ponerme a trabajar. Seguir intentándolo, seguir estando presente y seguir un día mas, sin claudicar. Y confiar. Confiar en el proceso, y confiar en tí y confiar en que todo se va a acomodar. Por qué así sera.