Aprovechar el Tiempo

Photo by Djim Loic on Unsplash - Time
Photo by Djim Loic on Unsplash

Son tiempos difíciles. Son tiempos en que las circunstancias nos han obligado quedarnos en casa sin salir. Y las circunstancias parecerían todas oscuras. Qué haremos con un encierro de al menos 40 días? Parecería que la nueva plaga llegó. Y Así lo tenemos que tomar. Como una pandemia. Pero en lugar de vivir preocupados, debemos recordar la frase de Epictetus: “No es lo que nos pasa, es lo que hacemos con lo que nos pasa que es lo valioso”.

Podemos hacerle caso a todas las noticias, donde el mundo se acabará. Y utilizarlo a nuestro favor. Y aprovechar el tiempo. Para convivir con la familia, para finalmente terminar ese libro que has tratado de leer, el que has querido escribir.

Guardar distancia social te deja en casa, pero no por eso no tienes conexión al mundo externo. Al contrario, hoy estamos mostrando el lado bueno del internet, como quiso ser desde un principio. Una herramienta para conectar. Y como tal, la debemos utilizar. Hay cientos de miles de cursos gratuitos, para aprender algo. La otra opción es seguir perdiendo el tiempo, quejándonos, pero eso no servía cuando no había pandemia. Por qué ahora sería distinto?

Si bien las circunstancias no son las ideales, recordemos que las crisis son el mayor potencial de oportunidades. Solo tenemos que observar para verlas. Y tú? que harás en este tiempo?

Dar Tiempo

picture of a sand clock

Hay veces en que uno está haciendo lo correcto. Está siguiendo el proceso. Eres disciplinado, trabajas de manera constante y dedicas tiempo a construir tus habilidades, a mejorar tus skills y sigues intentándolo. Y resulta que no pasa nada. O parece que no pasa nada.

Pero ahí es donde uno tiene que ser mas constante, tiene que enfocarse más y seguir trabajando. En ese momento hay que ser paciente, y seguir. Es cuando las cosas se están acomodando, y el breakthrough llegará. Simplemente es tener paciencia. Poco a poco.

Las Cosas Que Importan

Photo by Kevin Ku on Unsplash

Perdemos demasiado tiempo peleando por cosas que no valen la pena. Discutimos sobre asuntos que no tienen mayor relevancia. Nos enfocamos en cosas que no aportan a nuestro crecimiento. Preferimos estar hablando de los demás. Y luego nos preguntamos, por qué no avanzamos?

Si tan solo pudiéramos enfocarnos en lo que es importante. En el trabajo que nos ayude a ser mejores. A dedicarnos a construir, en lugar de tratar de destruir al de al lado. Eso haría todo mucho más sencillo.

El problema es que pensamos que tenemos tiempo, y que luego lo podremos hacer. Pero el tiempo no se detiene. Y todo eso que hemos perdido jamás lo vamos a recuperar.

Y al hacer lo que tenemos que hacer, debemos creer que es un juego. Disfrutarlo y no perder el tiempo en cosas que no aportan.

“This is the real secret of life — to be completely engaged with what you are doing in the here and now. And instead of calling it work, realize it is play.”