Luchar

Photo by Chris Chow on Unsplash

Los estoicos comparaban la vida mucho con la lucha. Me imagino que era por qué era el deporte mas conocido y practicado en ese momento. Y supongo que es parecido a lo que hacemos nosotros al comparar a la vida con el box, con las artes marciales mixtas, con el jiujitsu, con el futbol americano, o cualquier otro deporte. Las analogías vienen de la dificultad de los entrenamientos, de las partidas, y de los enfrentamientos que se nos ponen enfrente. Por eso a mi me gusta mucho los deportes, ver como los atletas se preparan, desarrollan sus habilidades y en muchas ocasiones logran vencer de manera épica, o logran darle la vuelta a un oponente que pensaba ya alzarse con la victoria.

Es así entonces que como verdadero estoico debemos estar preparados para lo que la vida nos pone enfrente. En esta analogía tenemos que entender que nuestra verdadera personalidad saldrá cuando nos enfrentemos a un problema o las cosas se pongan dificiles. Y debemos asumir a la vida como un digno contricante que sacará lo mejor de nosotros y revelará nuestra verdadera identidad.

Sea un encuentro sencillo o sea un oponente profesional el que se nos pone delante debemos enfrentarlo con gracia, con actitud y sobre todo con el interés de aprender de ese reto. Ya tenemos el reto enfrente. Como lo vamos a solucionar?

Ser Como El Viñedo

Photo by Boudewijn “Bo” Boer on Unsplash

“A man when he has done a good act, does not call out for others to come and see, but he goes on to another act, as a vine goes on to produce again the grapes in season.”

Marcus Aurelius, Meditations V.6

¿Cuantas veces hacemos las cosas para que nos la reconozcan? Yo diría que la mayoría. En su mayoría de las veces parecería que siempre hay un motivo oculto. Recuerdo un capitulo de Friends donde Joey decía que no había buenas acciones y que todo estaba motivado por alguna razón oculta o por motivos personales. En ese capítulo Joey participaba en un Teletón y Phoebe le decía que era para que lo vieran en la Tele.

Yo creo que el objetivo es ser más como Marco Aurelio y menos como Joey. Es ser más como un viñedo que cuando da sus frutos para que se convierta en vino y la gente lo disfrute y nuevamente se pone a generar más uvas para una nueva cosecha. El reto de todos es ser un buen hombre, sin importar si lo reconocen o no. Es entregarse sin esperar nada a cambio.

Outside Events

“You have power over your mind — not outside events. Realize this, and you will find strength.”

Marcus Aurelius

Lo admito. Ayer me hicieron enojar mucho. Un mensaje que recibí me hizo molestar mucho. Me sacó de mis casillas y reaccioné de una manera que no debía. Y no es que me justifique. Por un lado me parece injusto que gente a la que has ayudado durante varias ocasiones, hoy tenga la desfachatez de exigirte, cuando hay cosas que no dependen de ti. El coraje me duró quizás unos 15 minutos, pero con eso tuve para que me lograra sacar de balance y de mi centro.

Después de que el coraje se me pasó. Me puse a pensar. ¿Por qué le doy tanto poder a ese evento? Yo no soy responsable de lo que esa persona pueda creer no solo sobre mí, si no por las circunstancias en como las cosas se han dado. Y entonces recordé esa frase de Marco Aurelio (siempre hay una frase aparentemente). El único que tiene poder sobre mí y sobre mis pensamientos soy yo. Y darle importancia a lo que los demás puedan pensar, no hará que ellos cambien su percepción. Pero no puedo tampoco entregar mi paz y mi calma, por lo que los demás puedan pensar. Yo soy una persona que solo puede controlar su mente y no los eventos exteriores. Entonces, tengo que recordármelo constantemente y volverme a prometer que no habrá nada que me saque de quicio.

The Obstacle Is The Way

Photo by Tim Collins on Unsplash

“The impediment to action advances action. What stands in the way becomes the way.”

Marcus Aurelius

Tuve un jefe que constantemente me decía – “Los problemas son como las piedras. Unas son muy grandes, unas muy pequeñas, otras son montañas. Al final cuando las tienes enfrente, tienes que o brincarlas, destruirlas, pulverizarlas, pero no puedes fingir que no están ahí. Tienes que hacer algo con ellas”. Supongo que esa frase la basó en Marco Aurelio.

¿Cuántas veces hemos tratado de posponer enfrentar situaciones, retos, problemas con tal de no tener que lidiar con ellos? ¿Cuántas veces nos paralizamos frente a las cosas que sabemos que tenemos que hacer? Como bien lo decía Marco Aurelio. Lo que se interpone en el camino, se convierte en el camino. Es decir, cuando tenemos algo enfrente, es lo que tenemos que lidiar. Y más vale que lo hagamos, si no la vida tiene una manera muy misteriosa de seguir poniendonos los mismos problemas una y otra vez, hasta que la lección sea aprendida. ¿Cuantos de los problemas que tienes ahora, no son una repetición de muchos otros que ya habías tenido? Mi apuesta es que si son parecidos ahora son más grandes.

Hay ciertos patrones que nos negamos a cambiar o resolver, y por eso seguimos repitiendo. Parecería que caminamos en círculos para encontrarnos con la misma situación una y otra vez. Entonces basta hacer una pequeña pausa y cuestionarnos. ¿Qué de mí está causando que esto se repita? ¿Cómo abordar el problema de una manera distinta para por fin pasar esta lección? Albert Einstein decía:

“The definition of insanity is doing the same thing over and over again, but expecting different results.”

Albert Einstein

La definición de locura es hacer lo mismo y esperar resultados distintos. Y mientras escribo esto yo mismo me doy cuenta de mis patrones. Y caen como un balde de agua fría. Y espero que esta vez, mis problemas se vayan de manera definitiva.

Blow Your Own Nose

Photo by Attentie Attentie on Unsplash

Es muy romántico creer que alguien va a venir a salvarnos. Qué de manera milagrosa alguien llegará y con una varita mágica nos solucionará cada uno de nuestros problemas. Es sumamente idealista y es una forma de huir de nuestra responsabilidad.

Y canciones hay cientos que hablan de eso – Se me viene a la mente Save Me de Queen , Save me de Remy Zero, entre otras muchas. Pero la realidad es un poco distinto. Nadie va a salvarnos si no lo hacemos nosotros mismos.

Hoy que empezaba mi día me tope con esta frase de Marco Aurelio:

“Get busy with life’s purpose, toss aside empty hopes, get active in your own rescue – if you care for yourself at all-and do it while you can.”

Marcus Aurelius

Si tú no empiezas por sonarte tu nariz nadie más lo hará. Si tú no empiezas a cuidar de tu mente, de tu cuerpo, de tu espíritu nadie lo hará. Y es complicado, pero es la realidad. Y es el primer paso para resolver tu situación.

Usando la analogía de canciones y de letras, nadie va a componer una canción por tí. Nadie será el piloto de tu vida más que tú.

La vida es como un ring de box. Hay que subirse a él. Y enfrentar lo que te pongan enfrente. En ocasiones el contrincante será alguien de mayor tamaño y peso, pero esos también te caen. A veces solo hay que encontrar la estrategia adecuada. En el box, cuando te golpean tienes dos opciones, caerte y no levantarte, o levantarte y acabar con lo que tienes enfrente.

Hoy es un buen día para decidir si dejas de echarle la culpa a las circunstancias o empiezas a tomar tu responsabilidad.