Buenas Noticias

Finalmente el susto de salud, resultó ser algo menor, y algo sumamente controlable. Afortunadamente, no pasó a mayores. Estoy feliz, por qué me doy cuenta que estoy sano, que tengo tiempo por delante y que puedo volverme a enfocar a hacer lo que tengo que hacer.

Durante este tiempo estuve pensando mucho en que pasaría si, y como tantas veces, me he dado cuenta que no ha sucedido lo que pensaba que iba a pasar. Solo me llegó un gran dren de energía, un desgaste que pude haberlo evitado.

Ahora me queda aprovechar esta nueva oportunidad, disfrutar la vida y no dejar nada pendiente. Es un buen reset, como todo este año ha sido.

Reset

Photo by Karim MANJRA on Unsplash

Hay días en que lo que se necesita es apagar el switch, y hacer un reset. Un reset de emociones, un reset de sensaciones. Y es tan sencillo como tratar de desconectarse unos momentos, dejar de poner atención, y centrarse en uno mismo. En empezar a hablarse, de escucharse y de aceptarse. Como en toda máquina, está bien hacer un Control + Alt + Delete si las cosas no están jalando. A veces es lo único que hace falta para volver a trabajar.