Las Canciones

El sábado pasado por la noche salí al jardín y me puse a platicar con mi esposa mientras tomábamos una cerveza. El clima era perfecto, poco calor, el viento soplaba de una manera refrescante. Y mientras charlábamos sobre todo y nada puse música y fui seleccionando canciones que a los dos nos gustan.

Una tras otra canciones empezaron a sonar en el playlist y de repente como muchas otras veces fui transportado a otra época y a otro lugar. Canciones de otra época que marcaron mi juventud, mi adolescencia y algunos otros tiempos. Platicamos sobre aquellos tiempos, sobre cuando aunque ya nos conocíamos, simplemente eramos amigos.

Reflexioné mucho sobre la capacidad que tienen las canciones de grabarse en tu memoria pero sobre todo de recordarte tiempos que no siempre son buenos, algunos en los que reías demasiado, en lo que la vida era menos complicada. O en momentos y personas que ya no están, en fiestas, en travesuras y aventuras. Y al pensar en aquellos tiempos, recordarlos con mucho cariño, mejor cambie la música y busqué canciones que fueran de este tiempo, o que representaran de manera adecuada este tiempo, que pudiera apropiarme de ellas en este momento y en este espacio, para que en el futuro pueda platicar con mi esposa y decirle te acuerdas de esta canción? Era el 2019 y veíamos las cosas complicadas, pero gracias a que permanecimos juntos y llenos de amor logramos superarlas. Y quizás podamos escucharlos con mucha alegría mientras tomamos una cerveza y poderle decir – “lo logramos, gracias por estar”.

“Qué Sea Cierto El Jamás”

De repente llegan grupos y canciones que te hacen vibrar. Qué te invaden con una fuerza brutal y que te mueven fibras que no sabías que se podían mover. Así me pasó con Love of Lesbian – Y vaya sorpresa que me llevé.

Love of Lesbian es un grupo español fundado en 1997, que hasta el año pasado era desconocido para mí. Sin embargo y por recomendaciones indirectas (vi un video posteado por una amiga en Facebook) me atrapó y enganchó. Esa primer canción era la de “El Astronauta qué vió a Elvis“. Y entre más buscaba información y canciones del grupo: BOOM. Me pegó con una fuerza brutal la canción de “1999”. Me parece increíble que una canción que fue escrita justo hace 20 años llegué en este momento tan importante para mí. Además ese año fue un año particularmente interesante. Fue el año en que nació mi primer hijo.


Y al subir al taxi
Mis palabras
Son vapor de cristal
Y me dejo el alma
Cuando escribo en la ventana
“que sea cierto el jamás”
¡Oh, cállate!

Esa frase en particular “qué sea cierto el jamás” , encierra un montón de las cosas que pienso y que deseo: “que sea cierto él jamás me van a romper el corazón nuevamente”. “Qué sea cierto él jamás me quedaré sin nada”. Pero sobre todo últimamente he pensado en que sea cierto el jamás me abandonaré. Es una promesa que me he repetido hasta el cansancio. Basta de poner a todos los demás antes que a mí. Y abandonar quien soy, mis principios, mis cosas, por dar gusto.

Han sido años muy difíciles en muchos sentidos y estoy cansado ya de tanto estrés. De tantas preocupaciones, decepciones, complicaciones y demás.

Por lo pronto y como recordatorio, estaré haciéndome un tatuaje próximamente que diga eso:

Yo por lo pronto deseo para ustedes eso “que sea cierto su jamás”.