201

Photo by Aaron Burden on Unsplash

Si me hubieran dicho hace 201 días que iba a lograr mantener el ritmo de escribir todos los días, no lo hubiera creído. Y quizás para muchos no sea algo significativo, pero para mí representa formar un hábito que había evitado tener durante muchos años. Y sé que la escritura quizás no sea perfecta, o que quizás para muchos no les represente algo importante. Vaya ni siquiera publico con mi nombre para evitar problemas (y sigo luchando contra el miedo de las posibles critícas). Pero para mí esto es algo importante, que me ha ayudado a clarificar mis ideas.

Y si al menos a alguien de los muchos o pocos que lo leen, les sirve de algo, diría misión cumplida. Ahora voy por otros al menos 200 días de escribir.

Niebla

Photo by James Zwadlo on Unsplash

Hoy por la mañana que salí de mi casa, el clima estaba delicioso, fresco, y el otoño a su máximo esplendor. Pero había un ingrediente adicional. Una niebla profunda, sacada de una película de terror. Era tan densa que me costó trabajo ver la casa que está enfrente de la mía. Finalmente me subí a mi camioneta y empecé a andar camino al gimnasio. Era muy difícil ver el camino, así que encendí las luces altas.

Afortunadamente el gimnasio está tan solo a un kilometro por lo que no estuvo complicado. Mientras iba de camino me puse a pensar en como esto representaba cualquier inicio.

Muchas veces sabemos a donde queremos llegar, pero no alcanzamos a ver mas allá de nuestras narices por la niebla. Esa niebla puede ser nuestros propios pensamientos, nuestro inconsciente, gente que nos dice y nos reta que no es posible. Otro tipo de niebla son las circunstancias en las que estamos, pero finalmente, lo que importa es tener el objetivo claro.

Saber que a pesar que el camino no es muy claro, lo que tenemos que hacer, es empezar a andar. Despacio, sintiendo un poco de incertidumbre, e incluso algo de miedo, pero convencidos que alcanzaremos nuestra meta y destino. Y luego, a medida que empezamos a avanzar, nos damos cuenta que el camino se empieza a despejar, y como arte de magia, el camino se empieza a ver, y entonces podemos caminar con mayor certeza.

Así que no hay que tener miedo a la niebla, y simplemente empecemos a andar.

La Vida Es Un Juego

Photo by Erik Mclean on Unsplash

Hoy que desperté mi primer pensamiento después de dar gracias fue decir: debería de jugar más y preocuparte menos. Y entonces recordé la frase de Nike: “Just Do It”. Y entonces me acordé del libro de Phil Knight, el fundador de Nike. En el hay una frase que dice:

“Like it or not, life is a game.”

Phil knight

Y es que la vida es así. Nos guste o no, es solo un juego. Donde en esta vuelta nos tocó tener este rol, y por tanto debemos de jugarlo lo mejor que podamos. Y sabiendo que la vida es eso, tan solo un juego, entonces lo mejor que podemos hacer es disfrutarlo y verla como eso. Tener curiosidad, aprender, divertirnos, reirnos. Y cuando la vida se complique un poco, entonces recordar que es un juego y que también eso pasará. Que debemos tomarnos todo un poco más ligero.

Y entonces, ese es mi recordatorio. Menos estrés, más diversión. Más risas, menos llanto. Jugar más, para vivir mejor.

Hay Días

dias de calma. Días de paz.
Photo by Simon Migaj on Unsplash

Hay días en que todo fluye. En qué cada cosa que haces parece que acomoda otra y todo se vuelve relativamente sencillo. Puedes avanzar y al final parece que lograste lo que no habías hecho en meses.

Y luego hay días en que todo parece estático. En que no sucede mucho, y quizás por la programación o por cosas que han pasado anteriormente, te sientes hasta raro, como esperando que llegue un golpe que mueva y derrumbe todo. En esos días, lo mejor es observar, y tratar de eliminar todos los pensamientos negativos que puedas tener. Debemos de callar al inconsciente, ese que te está diciendo – “demasiada calma, seguro algo malo pasará.”

Y por último, están los días en que parece que no sale nada, que por más que lo intentes, todo parece en contra. Hasta te sientes cansado, sientes que no avanzas, que todo el mundo está con ganas de perjudicarte.

Invariablemente tendrás de cualquiera de esos días. Pero tu obligación inevitablemente es avanzar. Intentarlo, seguir adelante. No detenerte. No dejar que los triunfos se te suban a la cabeza, y que las derrotas te afecten demasiado.

Recuerda que así es la vida. Y no es lo que pasa, es lo que haces con lo que te pasa lo que determina todo. A darle, que lo que venga, tu eres capaz de lograrlo. Ya lo has hecho y cada vez tienes mayor experiencia. Hoy estás en un lugar mucho más adelante que hace unos años.

Y a una distancia prudencial

Oigo una voz que es familiar

Dice: “¡ven a verme! “

Cuando al fin llego

Ya no esta

Me deja escrito en un portal

“Soy la vida, imbécil”

Septiembre vendrá a buscarme

Y aún no sé la lección

Sobre saber comportarse al nacer

Y en el adiós

Vi decandencia entre la multitud

Y a gente super lánguida llevar su cruz

Regrets

Open more doors. Less regrets
Photo by moren hsu on Unsplash

Hoy por la mañana, me desperté cantando la canción de Frank Sinatra – My Way. Particularmente me quedé repitiendo la estrofa sobre arrepentimiento. Me puse a pensar de cuántas cosas me he arrepentido en la vida. Y creo que me he arrepentido más de las cosas que no he hecho o que no me atreví a hacer, que de las cosas que sí hice. Algunas de las que hice han sido un tremendo fracaso, otras no salieron cómo pensaba. Sin embargo hoy puedo decir que quizás hubiera cambiado algunas formas, pero en el fondo las repetiría de nuevo.

Y así es la vida. Debemos enfocarnos más en tener menos arrepentimientos en la vida. Intentar más cosas. Arrepentirnos menos.

Es famoso el sistema (si se le puede llamar así) de cómo Jeff Bezos toma decisiones. Hasta tiene un nombre que suena muy importante: “The Regret Minimization Framework”. Y todo se resume a tomar decisiones basados en una pregunta simple: En X número de años, me arrepentiré de no hacer esto? Si la respuesta es Si, entonces hazlo. Si la respuesta es No, ni siquiera hay que intentarlo.

Regret Minimization Framework
Regret Minimization Framework

Y entonces me encontré con una frase de Joseph Campbell. La frase dice: “Regrets are illuminations that come too late.” El arrepentimiento es iluminación que llega tarde.

“Regrets are illuminations come too late.”

Joseph Campbell

Y Entonces?

Y entonces me propongo a tener menos arrepentimientos. A escribir más, a tomar mas fotos. A pintar, a intentar esa llamada, a intentar ese proyecto. A viajar más, a explorar más. A vivir más. A disfrutar más.

“Regrets, I’ve had a few.
But then again, too few to mention.
I did what I had to do.
And saw it through without exemption.”

Frank Sinatra – My Way