Todos Tenemos Un Libro Dentro de Nosotros

Photo by JESHOOTS.COM on Unsplash

En tiempos de Coronavirus, todos nos hemos visto obligados (o casi todos) a quedarnos encerrados en casa. Tratando de adaptarnos a una nueva realidad. Una en que el trabajo ha cambiado, y de repente nos estamos encontrando con que tenemos tiempo libre, quizás causado por los tiempos que estamos ahorrando en el tráfico. Y una de las preguntas qué me he planteado y todos creo deberíamos hacernos es: ¿Qué hacer? Y lo mas sencillo es seguir procrastinando y perdiendo el tiempo, viendo series de manera ininterrumpida, seguir dando scrolling a los feeds de las redes sociales.

Pero qué tal si hubiera otra opción? Y la hay, se llama, escribir el libro ese que estás destinado a escribir, y que sabes que está dentro de tí. Esa idea que ha estado navegando por tu cabeza. Y hoy es el momento de iniciar. Con tanto libre que vas a tener, haz que tu voz se escuche, y crea eso que siempre has soñado. Empieza ya.

Siguiente Meta

Photo by Estée Janssens on Unsplash

Ayer escribía sobre cómo somos los humanos que los números buscamos que signifiquen algo. Eso, a raíz que llegué al post 250. Pero mas allá de si son muchos o pocos posts, lo importante al llegar a la meta es saber cual será el siguiente objetivo que te planteas. Si, ayer decía que mi siguiente objetivo era llegar al post 500.

Pero me empecé a cuestionar que era exactamente lo que quería alcanzar con eso. Y la respuesta es sencilla. No quiero escribir posts solo para decir que escribí algo. No quiero escribir un libro, solo para decir que lo hice. Creo que el crear, es solo una parte del objetivo. No es crear por crear. Y creo que hoy lo tengo claro. No es escribir un libro, como para marcar en un casillero, ya lo hice. Y todo esto que escribo, y que pienso al escribir, solo me han servido para darme cuenta de todo lo que quiero hacer. De entender como todo es un proceso de descubrimiento para tener claridad.

Claridad de pensamientos, claridad de ideas, y al final llegar a un objetivo y a una siguiente meta con la convicción de lo que haces es importante. Y ha sido todo un proceso para mí. Estoy seguro que todos tenemos un libro que escribir, una foto que tomar, una pintura que pintar, pero la pregunta clave es por qué?

Y creo que la respuesta es por qué todos tenemos que aportar, todos tenemos algo que hacer para dejar este mundo mejor. Para hacer algo y ayudar a que la sociedad mejore. Unos lo hacen escribiendo y poniendo a pensar a las personas, otros lo hacen mediante su trabajo, otros lo hacen inventando. Pero en el fondo, todos tenemos que trascender. Y si tu misión al final terminas entendiendo que es crear para motivar, para inspirar, es suficiente. No todos podrán ser Steve Jobs, ni Elon Musk. No todos serán Gabriel García Marquéz, pero todos tenemos que descubrir lo que nos hace únicos y explorarlos.

Cuando te das el tiempo de analizar y tratar de conectar los puntos hacia atrás, te darás cuenta que todo empieza a cobrar sentido. Y cuando eso empieza a pasar, descubrirás lo que estás destinado a hacer. Ojalá pronto descubras lo que estás destinado a convertirte. Y no te detengas hasta lograrlo.

Historias De Fantasia

Photo by Cederic X on Unsplash

En la mañana, mientras estaba en el gimnasio, el cúall, como era de esperarse estaba vacío (lo cual agradezco), estuve escuchando un podcast sobre las metas y objetivos. El podcast es de Noah Kagan y habla el proceso de cómo cumplir con sus metas, algunas ideas de cómo iniciar el año y demás. Pero quizás la parte que más resonó conmigo fue algo que él llama “fantasy story”.

El objetivo de esa idea es escribir una historia de fantasía, donde el protagonista eres tú. Pero se debe escribir con fecha de Diciembre 31, en este caso del 2020. El chiste es hacerlo como una historia contada sobre todo lo que sucedió en el año que está terminando y como lograste las cosas, como cumpliste tus objetivos, como se desarrollaron las cosas, como venciste dificultades y como terminaste el año.

Hoy por la mañana lo escribí y la verdad es que es una manera muy buena de proyección, de imaginar y de fantasear en todo aquello que deseas. También sirve como una guía, y un proceso de descubrimiento de todo lo que tienes que hacer, y de lo que deberías estar haciendo. En lo personal me ayudó a clarificar hacia donde tengo que dirigir mis esfuerzos por los próximos 12 meses. Y me dió mucha claridad de lo que tengo que hacer. Y de lo que estoy seguro sucederá.

Mientras planean y hacen la lista de sus objetivos, quizás valga la pena que hagan este ejercicio. Y se dediquen a soñar. Dejar que al escribir su subconsciente les dicte que tienen que hacer. Pero sobre todo imaginar como una herramienta de hacia donde debes enfocarte. Si les interesa les dejo el link. Y ojalá lo puedan hacer. Sé que descubrirán muchas cosas, y espero les sirva de guía. Y cuando sea 31 de diciembre del 2020, lo vuelvan a leer y descubran que todo lo que plasmaron, lo consiguieron.