2008

Photo by Sarah Ardin on Unsplash

Hoy por la mañana cuando despertaba estuve pensando en el poder de la constancia. En el permitir construir día a día y no quedarse estático. En tratar de aprender al menos una cosa diaria y seguir avanzando, por más lento que pueda ser.

Recordaba cómo en el 2008 estaba en una situación terrible. Prácticamente en bancarrota, con deudas, sin casa, sin pareja y con una terrible depresión. Y como 11 años después todo ha cambiado. Y poner en perspectiva todo eso me hace ver cómo es importante darse cuenta lo mucho que he podido avanzar aunque parezca poco.

Hoy si bien no estoy en el lugar en el que deseo estar, y aún me falta mucho camino por recorrer, hoy tengo muchas de las cosas que yo pedía y visualizaba como importantes para mí en ese momento. Y sí, aún hay subidas y bajadas, pero esas bajadas ya no son tan pronunciadas como antes. Hoy he crecido mucho como persona y todas esas crisis que tuve que superar me han ayudado a convertirme en una mejor persona. Se dice fácil, 11 años de estar intentandolo, no cualquiera tendría la paciencia o las ganas de hacerlo. Pero yo si. Yo estoy convencido en no rendirme. En seguir intentandolo, en creer que algún día lograré todo lo que me he propuesto, y que cuando llegue a la meta, descubriré que es tiempo de ponerme otro objetivo más grande, y entonces, seguiré avanzando y seguiré intentandolo.

Sin Rendirse

Y así uno va por la vida, dándose cuenta que siempre se va a poder mejorar, siempre se aprenderá, pero lo que nunca podemos hacer es dejar de intentarlo, de seguir aprendiendo y por supuesto, jamás debemos de rendirnos.

We made a promise we swore we’d always remember
No retreat, baby, no surrender
Like soldiers in the winter’s night with a vow to defend
No retreat, baby, no surrender

¿Qué Estás Haciendo Hoy?

Photo by Katrina on Unsplash

¿Qué actividad estás haciendo hoy o tienes pensado hacer el día de hoy que te acerque un poco más al lugar a donde quieres llegar? ¿Has pensado en tu objetivo? ¿Has practicado en perfeccionar tu craft? ¿Has hablado con personas que te pueden guiar y ayudar a acercarte a tu meta?

Sobre todo, ¿has logrado vencer hoy a tu inconsciente, ese que te dice que no es posible? Ese que trata de ponerte trabas, de detenerte, de decirte que es una locura? Ese que te dice que jamás lo lograrás?

¿Empezaste ya a cambiar tus hábitos? A escribir? ¿A tomar fotos? A actuar para alcanzar tus metas? A cambiar él no puedo, por el claro que es posible? A darte cuenta que el limite es solo aquel que te pones? ¿Qué el techo que dijiste que no podías romper, en realidad es de cristal y es solo una de las muchas mentiras que te has dicho?

¿Pero sobre todo, hoy has creído en tí? Hoy es un buen día, para hacerlo.

You gotta get up and try, and try, and try
Gotta get up and try, and try, and try

Siempre Hay Campo de Maniobra

campo de maniobra, persona atrapada
Photo by Christopher Windus on Unsplash

Muchas veces sentimos que no hay salida a los problemas. Qué estamos atrapados en un callejón que no nos permite avanzar. Pero si algo he aprendido a lo largo de mi vida, es que siempre hay campo de maniobra. Siempre hay algún movimiento, alguna opción para solucionar las cosas. Y nada está perdido. Siempre habrá una luz al final del túnel. Algo que te haga modificar las cosas a tu favor.

Y ejemplos hay muchos. Partidos en los que un equipo va perdiendo por marcadores que parecen imposibles de remontar. Y de repente un golpe de suerte la marea empieza a cambiar y las cosas se ponen a su favor. Cuantas veces no ha pasado que tienes todo en contra, que la gente te dice, “ya date por vencido”, pero tú lo sigues intentando, ya que dentro de tí, lo sabes. Sabes que es tu oportunidad. Y qué lo vas a lograr.

Y todo eso se remite a no rendirte. A seguir intentando, a observar, a actuar y a tener fé.

Hay una frase de Marco Aurelio que me recuerda mucho esto:

“Do not think that what is hard for you to master is humanly impossible; and if it is humanly possible, consider it to be within your reach.”

Marco Aurelio

Si es humanamente posible, entonces lo puedes lograr. No importa que el mundo esté en contra. Siempre hay que seguir intentándolo. Confía. Ten fé.

Hoppipola

Hace algunos años pasaba por una depresión muy profunda. Tan profunda que tuve pensamientos negativos que hoy día me averguenzo un poco de ellos. Fue un día tal que en una estación de radio escuché por primera vez esta canción de Sigur Ros. Recuerdo perfecto que el locutor (Gonzalo Oliveros) la presentó y comentó que la canción hace referencia a que a pesar de las circunstancias y de “tener la nariz llena de sangre” hay que seguir adelante.

Hoy que paso por momentos dificiles, que ponen a prueba todo lo que he pregonado y todo lo que he escrito sobre confiar y demás me hacen regresar a ese momento y digo. Todo está bien. Hay que intentarlo una vez más. Solo hay que intentarlo una vez más.