Iluminación y Depresión

Photo by Elizabeth Explores on Unsplash

Hoy por la mañana me desperté con otra noticia de esas que afectan tu estado de ánimo y te meten de lleno en el ciclo depresivo nuevamente. Lo que lo hizo diferente fue que en un principio la noticia me provocó mucho coraje, me hizo rabiar. Después me hizo reírme de la situación.

Yo que pensaba que tenía todo bajo control, de repente me doy cuenta que mi plan no funcionó.

Acto seguido, me dio un ataque de tristeza y poco a poco empecé a sentir como se nublaba todo nuevamente.

Después, me dio una tremenda calma. Y mi pensamiento a cambiar y a decir, por algo pasan las cosas. Ya no lo puedo cambiar. Tengo que aceptarlo y tengo que avanzar con esto que me está poniendo la vida.

Y todo eso sucedió en un período de unos 45 minutos. Todos esos sentimientos y sensaciones acumulados como una olla de presión. Afortunadamente pude abrir la tapa de tal suerte que al ir reconociendo cada sentimiento, se iban alejando y desapareciendo.

Y en eso estaba, tratando de analizar justo lo que había pasado. Tantas emociones desatadas por un evento, que si bien pude haber prevenido, no lo vi venir. El caso es que decidí poner un podcast para escuchar una entrevista, y en un acto de coincidencia (aun creemos que las cosas suceden por coincidencia?) una frase apareció de la nada:

Before enlightenment, I used to be depressed; after enlightenment, I continue to be depressed.

Anthony de mello

Y si bien no considero en lo absoluto que esté “iluminado”, si me hizo sentido entender que el aceptar y aprender a vivir con ciertas cosas, te libera de la ansiedad o de la presión de querer controlar el resultado. Supongo que ahora queda seguir en el camino, aceptando que las emociones me pueden traer de un lado para otro, pero mientras lo vea y lo reconozca, todo va a estar bien.

Platicar sobre la Depresión

foto representando la depresion
Photo by Cristian Palmer on Unsplash

Contar sobre mis episodios de depresión siempre ha sido complicado. No recuerdo haberlo hecho mas que con una o dos personas (una de ellas mi psicologa y otra quizás un shamán. Y no es un tema fácil. Siempre hay prejuicios, y al menos para mí, aceptar que tenía (tengo?) depresión me hacía parecer muy débil.

Pero hoy he aprendido a vivir con ella, con entender que tengo capítulos que antes duraban semanas, y hoy he logrado bajarlos a horas, y en ocasiones a minutos.

Muchas veces alcanzo a ver en las personas eso que llamo los ojos de la depresión. Esa mirada nostálgica, de tristeza, de saber o al menos creer que sé que están pasando por un período de depresión. En ocasiones puedo ver en textos que la gente expresa su tristeza. Y en canciones es mas evidente, hay ciertas tonalidades musicales que me remiten o me hacen pensar y tener empatía. Pero últimamente he pensado mas bien que al sentir eso, simplemente estoy haciendo consciente algo que ya sabía. Soy depresivo. Y simplemente me veo reflejado. Y si antes la depresión me inmovilizaba, hoy he aprendido a vivir con ella. A abrazarla y a entender que es una compañera, que no debo de entender por qué la tengo. Solo debo de vivir con ella, de respetarla, de reconocerla, y de seguir adelante.

En ocasiones pienso que la depresión es un freno que me ha impedido avanzar, en lograr lo que deseo. Pero hoy por la mañana me cuestionaba, qué si en vez de quererla eliminar por completo, la abrazo y escucho lo que me quiere decir. Y quizás, solo quizás plasmar lo que me quiere decir. Creo que así podré dejarla salir y dejar que muestre su cara más fea, para no tenerle que ver más.

Depresión

Photo by Sasha Freemind on Unsplash

En la semana el nuevo video de Residente – René se lanzó y rapidamente fue un éxito. El video narra la historia de Residente y es una historia super personal. Quizás todos alaban la fortaleza de contarla, y hay un tema que va por toda la historia, que creo que es lo más importante. La depresión.

En la mirada de René, se percibe la tristeza, el sentimiento de tener todo, y no estar satisfecho, de saber que no perteneces a ningún lugar. Y eso, me resonó demasiado. Y me hizo sentir identificado.

Creo que en ocasiones lo he escrito, y sutilmente lo he platicado con varios conocidos, pero yo también sufro de depresión. Y he visto y sentido de primera mano lo que la depresión es, como se refleja. Esa sensación de no permanecer a ningún lado, de una tristeza profunda a pesar de que otros podrían decir que tenemos “todo”. Esa sensación de querer desaparecer.

De no encontrar tu lugar, de sentirte que no encajas, y que nadie te entiende. Es una sensación terrible, y se siente un vacío y unas ganas de ya no sentir, de no tener dolor.

Afortunadamente, ya lo he identificado y puedo navegar en el 90% del tiempo sin que sea un tema. Y los ciclos cuando siento que una nueva oleada viene, lo tengo identificado. Y si, la medicina con ayahuasca me ayudó muchisímo y ha hecho que me sienta bien practicámente todo el tiempo. Pero no siempre. Pero también ya he aprendido a vivir con esa sensación, y hoy lo identifico.

Sé que no todos tienen esa capacidad, por lo que les pido, si alguno de ustedes se sienten identificados, no lo piensen mas y pidan ayuda. Siempre habrá alguien para escucharlos, para ponerles atención. Y sobre todo, recuerda que pedir ayuda no significa debilidad. Al contrario. Siempre hay una solución.