Depresión

Photo by Sasha Freemind on Unsplash

En la semana el nuevo video de Residente – René se lanzó y rapidamente fue un éxito. El video narra la historia de Residente y es una historia super personal. Quizás todos alaban la fortaleza de contarla, y hay un tema que va por toda la historia, que creo que es lo más importante. La depresión.

En la mirada de René, se percibe la tristeza, el sentimiento de tener todo, y no estar satisfecho, de saber que no perteneces a ningún lugar. Y eso, me resonó demasiado. Y me hizo sentir identificado.

Creo que en ocasiones lo he escrito, y sutilmente lo he platicado con varios conocidos, pero yo también sufro de depresión. Y he visto y sentido de primera mano lo que la depresión es, como se refleja. Esa sensación de no permanecer a ningún lado, de una tristeza profunda a pesar de que otros podrían decir que tenemos “todo”. Esa sensación de querer desaparecer.

De no encontrar tu lugar, de sentirte que no encajas, y que nadie te entiende. Es una sensación terrible, y se siente un vacío y unas ganas de ya no sentir, de no tener dolor.

Afortunadamente, ya lo he identificado y puedo navegar en el 90% del tiempo sin que sea un tema. Y los ciclos cuando siento que una nueva oleada viene, lo tengo identificado. Y si, la medicina con ayahuasca me ayudó muchisímo y ha hecho que me sienta bien practicámente todo el tiempo. Pero no siempre. Pero también ya he aprendido a vivir con esa sensación, y hoy lo identifico.

Sé que no todos tienen esa capacidad, por lo que les pido, si alguno de ustedes se sienten identificados, no lo piensen mas y pidan ayuda. Siempre habrá alguien para escucharlos, para ponerles atención. Y sobre todo, recuerda que pedir ayuda no significa debilidad. Al contrario. Siempre hay una solución.

Mi Padre

photo of a man holding his son looking at a mountain
Photo by Austin Walker on Unsplash

En ocasiones anteriores ya he hablado de mi papá. Quizás no he platicado tanto que el y yo hemos tenido una relación fría, distante y hasta conflictiva durante muchos años. Incluso cuando mis padres se separaron yo me alejé mucho tiempo de el, pero de unos años a la fecha hemos tenido la oportunidad de platicar un poco más. Y digo platicar, pero en realidad mi padre es una persona de muy pocas palabras y que no le gusta expresar mucho, por no decir nada.

Sin embargo, he aprendido a perdonarlo, por las cosas que yo pensaba que había sido lastimado por el. También he aprendido a apreciar todas las cosas y todos los sacrificios que hizo por nosotros, ahora que a mi me toca ser padre me doy cuenta que somos muy injustos como hijos, y que a veces no vemos ni valoramos el enorme esfuerzo que realizan para darnos lo mejor que pueden. Pero lo más significativo para mí durante los últimos años es darme cuenta que a pesar de su edad (74 años) sigue practicando medicina, sigue siendo un doctor muy reconocido y sigue operando.

Cada cierto tiempo le piden hacer la re-certificación, que es un examen muy difícil y extenso. Durante las semanas o meses previos al examen, mi papá se vuelve muy distante, se enfoca en estudiar, y a veces hasta se vuelve grosero. El caso es que ayer aplicó su examen. Ayer me pidió que lo acompañará a dejarlo a la universidad donde se llevaría a cabo. Cuando me subí al carro con el, lo primero que le dije fue – “pa, se que te va a ir muy bien en este examen, pero yo lo que quiero decirte es que admiro, que tienes 74 años, que sigues teniendo hambre de conocimiento y eso me ha servido mucho por que eres mi ejemplo, y me demuestra que con voluntad todo es posible”. Tuvimos un pequeño momento en donde nos quedamos en silencio, y bueno, después el doctor regresó a ser el doctor. Pero hoy escribiendo nuevamente te digo papá, gracias por todas las enseñanzas, las que me diste con palabras, con golpes, pero sobre todo con tu ejemplo. Hay cosas que aprendí de tí que quisiera quitarme (ciertas actitudes), pero en general te digo, Gracias. Sé que lo hiciste bien, y hoy trataré de seguir tu ejemplo.

The Future is Faster than You Think

Photo by Franck V. on Unsplash

Hoy terminé de leer el libro de Peter Diamandis y Steven Kotler – The Future is faster than you think. Y me dejó pensando mucho. Yo creo que todas esas noticias que escuchamos que el mundo está terminando, que todo está mal, que no tenemos salvación, en realidad es una forma de control. Hoy estoy convencido que el futuro no solamente es muy rápido y aquí está ya, si no que tenemos la oportunidad como humanidad de crear cosas maravillosas.

Creo que tenemos todas las herramientas para transformar no solo nuestra mente, ni a los seres cercanos, si no tenemos la capacidad de crear condiciones posibles para todos. Hoy estoy optimista por qué el futuro pinta muy bien, y lo mejor, el futuro nos alcanzó.

Derrota

Photo by Alexander Schimmeck on Unsplash

Antier uno de mis hijos tuvo un partido de futbol americano de su temporada 2020. Y su equipo perdió de una manera terrible. A la mitad el marcador iba 13-0 favor el otro equipo y al iniciar las acciones de la segunda mitad, mi hijo tuvo una carrera de mas de 80 yardas y anotó touchdown. Todo parecía indicar que se podría remontar el marcador.

Sin embargo, esto no sucedió, tras una serie de decisiones del entrenador y de los jugadores el resultado no solo no se dio, si no se perdió de una manera estrepitosa. Pero eso no es lo más importante. El otro equipo no dejó de burlarse, de mofarse y no era un comportamiento solo de los jugadores, si no hasta de sus coaches.

Y mas allá de ganar o de perder (a mi en lo personal no me gusta perder), hubo varias lecciones que le compartí a mi hijo al final. Se necesita tener mucho valor para meterse a la arena y jugar un deporte de contacto. Se puede ganar o perder, pero lo que no se debe de perder jamás es el respeto por tu contricante. No puedes ir por la vida burlándote.

Como le dije, la vida da revanchas, y seguramente en el futuro, estos dos equipos se enfrentarán nuevamente, y el resultado será distinto. En el inter, solo queda seguir entrenando, seguir preparándose, y dejar la derrota en el pasado. Solo queda seguir mejorando un día a la vez. El partido ya terminó, y si los demás siguen ahí, lo mas sano es dar un paso al frente y prepararse para el siguiente rival. Esta derrota, como muchas victorias, solo es un buen recordatorio que la vida y lo importante es el trayecto, y aprender de ello.

Sweet Seventeen

Photo by Tore F on Unsplash

Hoy es el cumpleaños número 17 de mi hijo mas pequeño. Hoy realmente me sentí grande. Y hoy que lo veo convertido en casi un adulto me doy cuenta de lo rápido que pasa el tiempo, lo mucho que podemos hacer, y como la vida nos va atrapando.

A tí mi querido hijo te deseo que la vida te trate bien, que te de mucha salud, amor, paz, sabiduría y la fortaleza para que alcances todos tus sueños. Energía para que desarrolles el potencial que sé que tienes. Y que siempre seas feliz. Hoy doy gracias a la vida por tener un hijo como tú. Te quiero SS.

Día de San Valentín

Photo by Nick Fewings on Unsplash

Hoy 14 de febrero se celebra en México el día del amor y la amistad. Mejor conocido como el día de San Valentín (qué como muchas fechas pasaron de ser algo bueno a convertirse en un día muy comercial, hola navidad!).

El caso es que hoy me escribió una amiga para saludarme y preguntarme que haría para festejar con mi esposa. Cuando le conteste que nada, que simplemente no creía que era una fecha especial, que yo prefería celebrar mi relación todos los días, y no solamente un día en especial, se enojó. Yo le decía que era como tratar de hacer un trabajo escolar y te dan 6 meses para hacerlo, pero intentas hacerlo un solo día, en lugar de ir construyendo poco a poco.

Y creo que uno debe de construir su relación día a día. Así que es bueno celebrarlo, pero no en una fecha en especial. Si no SIEMPRE. Y ustedes? ¿Qué hacen para construir su relación? O es solo una vez al año?

Cucharadas de Locura

Photo by Forest Simon on Unsplash

Muchos de los grandes genios en su momento fueron considerados locos. Los grandes transformadores de nuestro mundo en su momento les dijeron locos. Y es entonces cuando uno se debería de preguntar si lo necesario entonces es tomar unas cucharadas de locura.

Cucharadas para empezar y lograr lo que queremos. Un buen trago de locura para conseguir todo aquello que nos dicen que no se puede. Lograr transformar nuestro mundo y el de los demás, haciendo uso de nuestra “locura”, de nuestra resiliencia, de nuestro amor, y de nuestra pasión.

Si nos llaman locos, quizás nos están haciendo un cumplido. Por un poco más de locura, y un poco mas de persistencia.

Estacionamientos

Photo by John Matychuk on Unsplash

Ayer por la mañana fui a un mercado para comprar algunas cosas para festejar mi cumpleaños 47. Llegué un poco mas tarde de lo planeado y el lugar estaba a reventar. Para encontrar un espacio en donde poder estacionar el carro fue toda una aventura. Y mientras estaba buscando un lugar, pude observar muchos tipos de comportamiento cuando alguien no nos ve.

La persona que como yo no tenía prisa, y con calma podía buscar un lugar. Esa que trataba a toda costa luchar por un lugar, el que se metía en sentido contrario. El que a las 7.00 am ya estaba buscando con quien pelear, y tantos otros tipos de personas.

Y entonces me puse a pensar en cómo el estacionamiento es una buena metáfora de cómo la gente es, de cómo es su carácter, y como pequeñas cosas como está nos dice tanto de la forma de ser de las personas.

47

Photo by Adi Goldstein on Unsplash

Hoy cumplo otra vuelta mas al sol. Hoy cumplo 47. Y hoy con la calma, la paciencia, y quizás hasta la sabiduría que dan los años para reflexionar me encuentro satisfecho con la vida, con la persona en la que me he convertido, agradeciendo todas mis virtudes, pero también teniendo la humildad de reconocer que aún tengo mucho por hacer, mucho por trabajar. Pero feliz de saber que sigo vivo, que sigo aprendiendo, que mi cuerpo está funcionando, que si bien de repente me canso, sigo teniendo la energía para seguir adelante. Qué la vida ha sido muy buena y generosa conmigo y que soy un tipo afortunado.

Doy gracias a la vida, a todas las personas que me han acompañado, a todas las que me han abandonado, a los guías, a los maestros, a mis padres, y a todos los que han estado y siguen estando. Hoy estoy feliz y en paz. Y me declaro listo para seguir adelante por lo menos por los próximos, al menos 47 años, y ojalá sean más.

Gracias vida! Gracias Universo. Gracias por tanto.

El Peor Juez

Photo by Bill Oxford on Unsplash

Hoy por la mañana, fui al colegio de mis hijos. Uno de ellos está llevando a cabo el trámite para conseguir una beca. En la solicitud había muchos errores y estaba llenada de manera incorrecta. El caso es que no la aceptaron por las inconsistencias y errores muchos de ellos de dedo.

Uno de los puntos importantes que mencionaron fue que la composición familiar estaba muy confusa. Entonces, fui a la junta para explicarle a la encargada de becas para explicarle el contexto familiar. Y es por qué en nuestra familia hay un entorno bastante peculiar.

El caso es que una vez que plasmé en papel el contexto, las dependencias, y demás entorno familiar, me di cuenta que tengo una carga muy pesada y mucha gente que depende de mi. Pero mas allá de sentirme orgulloso, me doy cuenta que hago muchas cosas, y que tengo una carga muy pesada. Y qué a veces debería darme el tiempo o el espacio de reconocer que soy muy valioso, y que hago mucho, por muchas personas.

A veces es bueno darnos cuenta de eso, por qué muchas personas a veces tratan de denostar el enorme esfuerzo. Supongo que tengo que seguir trabajando en mi propio reconocimiento. No por buscar validación allá afuera, si no para darme cuenta que valgo mucho. Supongo que algún día lo haré.