Enfocarse en lo Bueno

enfocar - lente
Photo by Devin Avery on Unsplash

Los humanos somos muy complicados. Tendemos en enfocarnos en todo lo malo que nos pasa. En todo aquello que no está “bien”. Nos fijamos en como sería la vida si tuvieramos esto o esta otra cosa. Nos perdemos enfocandonos en las cosas que no nos salen, en las cosas que no tenemos.

Pocas veces nos detenemos a darnos cuenta en todas las cosas buenas que nos pasan. Y normalmente nos damos tiempo para dar gracias por ellas. Si hoy tuviste la oportunidad de tener agua caliente, comida, techo, salud, automáticamente estás por encima de muchos millones de personas. Voltea a tu alrededor, fíjate todo lo bueno que tienes. Despertaste? Ya eso es una gran ganancia. Hay gente que se duerme y no vuelve a despertar. Estoy seguro que si ponemos más atención nos daríamos cuenta que somos sumamente afortunados. Y que hay cientos de cosas buenas que nos suceden.

Si, quizás no estás en el lugar que quieres aún. Pero voltea por hoy, puedo apostar que hoy tienes cosas que apenas hace algún tiempo pedías y soñabas con tener. Recordar que la gratitud es un principio que debemos practicar todos los días, te hará enfocarte en lo bueno y no en lo negativo. Un buen inicio, es tener un diario de gratitud. Enfócate en todos los pasos que has dado. Enfócate en lo bueno y tu vida se hará mejor.

Las Canciones

El sábado pasado por la noche salí al jardín y me puse a platicar con mi esposa mientras tomábamos una cerveza. El clima era perfecto, poco calor, el viento soplaba de una manera refrescante. Y mientras charlábamos sobre todo y nada puse música y fui seleccionando canciones que a los dos nos gustan.

Una tras otra canciones empezaron a sonar en el playlist y de repente como muchas otras veces fui transportado a otra época y a otro lugar. Canciones de otra época que marcaron mi juventud, mi adolescencia y algunos otros tiempos. Platicamos sobre aquellos tiempos, sobre cuando aunque ya nos conocíamos, simplemente eramos amigos.

Reflexioné mucho sobre la capacidad que tienen las canciones de grabarse en tu memoria pero sobre todo de recordarte tiempos que no siempre son buenos, algunos en los que reías demasiado, en lo que la vida era menos complicada. O en momentos y personas que ya no están, en fiestas, en travesuras y aventuras. Y al pensar en aquellos tiempos, recordarlos con mucho cariño, mejor cambie la música y busqué canciones que fueran de este tiempo, o que representaran de manera adecuada este tiempo, que pudiera apropiarme de ellas en este momento y en este espacio, para que en el futuro pueda platicar con mi esposa y decirle te acuerdas de esta canción? Era el 2019 y veíamos las cosas complicadas, pero gracias a que permanecimos juntos y llenos de amor logramos superarlas. Y quizás podamos escucharlos con mucha alegría mientras tomamos una cerveza y poderle decir – “lo logramos, gracias por estar”.

Lunes

Los lunes me parecen un día muy particular. Hay gente que desde el domingo por la tarde se empieza a quejar de que al día siguiente ya es lunes. Qué tienen que volver a su trabajo. Qué es un día muy malo, basicamente que es un día terrible.

A mí en lo personal, me parecen un día más. No es como que sufra por qué mañana es lunes, o sufra menos por qué un día despues es martes. Yo creo que uno vive bien o mal, independientemente del día. Y no estoy de acuerdo de vivir para el fin de semana. Creo que en el fondo que toda esa gente que se queja en realidad lo que no les gusta es volver a su rutina, a su no tan agradable vida. Pero como lo he dicho muchas veces, uno elige y decide como actuar.

El problema de vivir de lunes a viernes, descansar sábado y domingo y regresar a la vida normal el siguiente lunes, es que no ponemos atención a lo verdaderamente importante. Nos preocupamos solo por salir la semana, y nos enfocamos en el futuro, en vez de preocuparnos por él hoy.

De hecho, a mí me parece que independientemente del día, uno tiene que acercarse a él como si fuera el último. Debemos aprovecharlo. Como decía Robin Williams en su maravillosa película – Dead Poet’s Society (por cierto se cumplen 5 años de la muerte de Robin) – “carpe diem”.

Y así que yo más que desearte un buen lunes. Deseo que puedas cambiar tu perspectiva y que hagas lo que decidas hacer de la mejor manera. Independientemente del día.

Sunday Ramblings – 11 Aug. – 2019

Photo by Íris Juana on Unsplash

Un domingo más. La semana pasó muy rápido. Y como cada domingo, Es tiempo de reflexionar (Sunday Ramblings). Esta semana particularmente fue dura, pero sigo avanzando y sigo aprendiendo. Estas son las cosas que estuve pensando o algunas de las cosas que aprendí:

  1. Soltar. Todo lo que ya no sirve. Todo lo que no es nuestro. Todo lo que nos impide avanzar.
  2. A veces se necesita decir lo que se piensa.
  3. No es bueno guardarse las cosas.
  4. Nuestras dolencias físicas, vienen de aspectos emocionales no resueltos.
  5. A veces hay que vivir como beduino. Sin tanto apego a las cosas materiales
  6. No es bueno acumular tantas cosas.
  7. Que me dijeran que no parezco de edad, y que tengo condición física excepcional para mi edad, me hizo sentir muy bien.
  8. La depresión es un tema sumamente serio. Si te sientes deprimido pide ayuda. Nadie te va a juzgar.
  9. Hay gente que puede aparentar tener todo resuelto, pero la realidad es otra.
  10. En las últimas dos semanas he sabido de dos casos de personas que parecía que tenían toda su vida en orden, bajo control y al menos en apariencia todo bien. Y terminaron suicidandose.
  11. El suicidio es solo ser tan egoísta que quieres quitarte el dolor, aunque se lo pases a alguien más.
  12. Se puede vivir sin estar tan conectado. A veces tanta comunicación con el mundo externo hace que te olvides de ti.
  13. Es importante tener un detox digital.
  14. Más comunicación cara a cara. Menos comunicación en aparatos.
  15. El audiolibro de Steven Pressfield – The War of Art – es una verdadera joya. Y como los buenos libros, llegan en el momento preciso.
  16. Hay que vencer la resistencia, y eso sucede solamente intentándolo todos los días.
  17. No hay que tener miedo de hacer lo que nos apasiona.
  18. No hay dolor mas grande que el que te causan tus hijos
  19. Uno tiene que hacer lo que es humanamente posible por ellos. Pero también hay un momento en que debemos dejar que abran las alas.
  20. No debemos tomar problemas que no nos corresponden
  21. La cerveza es deliciosa.
  22. Una buena plática, buena música y un buen trago con una buena mujer. No hay mucho más que pedir a la vida.
  23. Despertar temprano en domingo, hacer ejercicio, es sumamente reparador.
  24. No hay que odiar. No hay que tener rencor.
  25. Hay que ser agradecidos
  26. Confiar en que todo va a resultar cómo quieres.
  27. Tool sacó nueva canción después de 13 años. Mas allá de si te gusta o no, es indudable la influencia que tiene. Escuchar la vibración de sus canciones es muy poderoso. Te llevan a otros espacios. 10 minutos increíbles.
  28. Hay pláticas con amigos que te ubican y te ayudan a ver lo que es realmente importante.
  29. Hay mercado para todos. El chiste es encontrar tu nicho.
  30. Mi breakthrough está cerca. Lo siento. Lo sé. Confío.

“El miedo es un cuchillo afilado
La venganza una flecha clavada
No hay nada más inútil que el odio
No hay nada más doloroso que el rencor”

Dorian – Los Amigos qué Perdí

Making love to you
Meant you and I were one
I never wanna see you sad
I will never make you cry
I never gonna make you bad
For you I’ll take the stars out of the sky

A Flock of Seagulls – Setting Sun

Dolor de Oído y Garganta

Photo by Kelly Sikkema on Unsplash

Desde ayer traigo una molestia y dolor de oído y garganta muy fuerte. Reflexionaba si en realidad el dolor es por el clima tan cambiante que se vive en mi ciudad, o es una causa más profunda.

Y pensando un poco tiene que ver más con las cosas que no he dicho (garganta) y que me he guardado y las cosas que me han dicho en los últimos días que me han causado mucho dolor. Pero a veces con el afán de no pelear y no discutir se quedan las palabras atoradas en la garganta.

Creo que no hay dolor más grande que el dolor que nuestros propios hijos nos pueden causar. Todo el esfuerzo, todos los sacrificios y todo lo que durante tanto tiempo has hecho por ellos para que sea ignorado o no ser tomado en cuenta, es demasiado doloroso.

Ojalá algún día lo entiendan. Por mi parte solo tengo que soltar. Y aliviarme.

A Veces

photo of a man leaving
Photo by Mantas Hesthaven on Unsplash

A veces cuando tratas de hacer lo correcto, esperas que las personas con las que te relacionas hagan lo mismo. A veces cuando te falla la gente, te gustaría que te dijeran “lo siento”.

A veces, solo a veces te gustaría escuchar un gracias. Pero no siempre se puede obtener lo que quieres. Por tanto, solo te queda lidiar con tu tristeza un rato más. Y despues soltar.

Hoy es un buen día para soltar. Para dejar ir todo lo que te ha lastimado, para dejar de cargar y para dejar de tener expectativas. Solo soltar.

Un Día Sin Internet

photo of internet code
Photo by Markus Spiske on Unsplash

Desde ayer por la tarde, debido a una falla de mi proveedor de internet, me encuentro sin servicio. Yo trabajo desde mi casa, por lo que ha sido todo un reto tratar de encontrar la forma de solucionarlo, y de encontrar formas distintas de hacer mis pendientes. Mi primera reacción fue molestarme, pero hacerlo no me hubiera traído ninguna solución. Sin embargo he tomado con paciencia esto y tratando de verlo de manera positiva.

Decidí conectar mi teléfono para usarlo como modem, sabiendo que tengo que ser muy cuidadoso para no acabarme los GB’s que tengo disponibles. Entonces, me puse a revisar con calma cuales aplicaciones, y qué cosas desconectar de tal forma que no consuman de más. Y con sorpresa y un poco de reflexión, me estoy dando cuenta que sorprendentemente, al no tener tanta distracción, nos volvemos mas productivos. En tan solo un par de horas logré resolver todos mis pendientes del día de hoy. Logré contactar de manera telefónica (algo que hubiera evitado en otra circunstancia) con algunas personas. Y terminé mis pendientes enfocándome y sin distracciones.

A modo de broma platicaba con mi esposa y le decía que ahora lo que nos quedaba era convivir. Así que el día de ayer nos salimos a tomarnos una cerveza, a platicar y a reconectarnos.

Con tanta tecnología y con tanta distracción, fue algo muy bueno conectarme más con las personas cercanas que con las lejanas. Y a veces eso nos falta, desconectarnos, para conectarnos.