Fallecer

Photo by Noah Silliman on Unsplash

Siempre que fallece un ser querido comenzamos a resaltar las cosas buenas de la persona. Nos olvidamos de las cosas que pudieron parecer malas o errores de dicha persona. Y tratamos de recordar todos esos detalles que fueron significativos o que nos hicieron reir, tratamos de alguna manera honrar a esa persona.

Y entonces, por qué nos empeñamos tanto en vida en decir que tal o tal persona es mala. Qué tiene tal o cual defecto? Por qué somos tan critícos y juzgamos tan fuertes? Es necesario que alguien fallezca, para entonces recordar lo bueno que fue?

Creo que entonces, en vez de fijarnos en las personas, deberíamos enfocarnos en nosotros. En pensar cuales son las cosas por las cuales nos gustaría que nos recordaran, y actuar siempre con ese interés. No por lo que alguien pueda decir, si no por hacer que nuestra vida tenga sentido. Ser buenas personas es nuestra misión.

Dejar Volar

Photo by Pixabay on Pexels.com

Los últimos meses del año, tuve que tomar muchas decisiones respecto a personas cercanas. Fue un proceso muy doloroso que por mi condicionamiento no había podido hacer. Entre una culpa auto impuesta, así como cierto remordimiento y hasta comodidad no me dejaba ver que era necesario.

Y no fue una ruptura fácil. Sin embargo hoy como padre entiendo que era necesario. Soltar y dejar volar a los hijos es un proceso doloroso. Y si bien seguramente la percepción de ellos hacía mi no es la mejor. Es algo que tenía que hacer.

Dejar volar a los hijos cuesta. Pero cuesta mas seguir tratando de considerarlos niños cuando ya son adultos. Así que dentro de mi proceso de sanación, hoy estoy tranquilo, y con ánimos de seguir mi vida. Creyendo y esperando que esta decisión haya sido buena.

Compartir y Ayudar

Este año me he propuesto compartir mas con las personas. Esto puede ser tan sencillo como dar algún tip, consejo, recomendación, comentario. Creo que después del año tan difícil que fue el 2020 todos tenemos la obligación y responsabilidad de compartr y ayudar un poco.

Estoy seguro que todos tenemos algo interesante que compartir. Y quién sabe si ese comentario o ese tip, sea el motivador que la otra persona necesita para cambiar su vida.

A tí, que te gustaría compartir?

Vision Board

Los tableros de visión son una práctica muy popular que sirve para plasmar lo que deseas. Utilizando recortes de revistas, periodicos. El objetivo es pegarlos en una cartulina y poner lo que quieres obtener. Esto puede ser desde la casa de tus sueños, tu pareja ideal, el lugar donde vas a vivir, tus viajes y demás. Por lo que he podido investigar es una práctica que se lleva a cabo desde hace muchos años y últimamente se ha vuelto mas popular.

Las cartulinas han cedido su paso a los tableros electrónicos, pero el proceso y el objetivo es el mismo. Pero como es realmente que funcionan? Donde está la magia de los vision boards, y por qué deberíamos de hacer uno?

A mi me han funcionado. Pero creo que el objetivo es cuando logras conectar tu deseo, con tu intención y ese mensaje lo mandas (al universo, a tu inconsciente, etc). Eso creo que hace que logres entender y mandar instrucciones para que puedas trabajar. No es magia. Simplemente es vibrar y sentirlo en cada parte de tu cuerpo.

Hace unos días revisaba el hice para el 2020. Y si bien fue un año difícil, muchos de los objetivos que puse, se llegaron a cumplir. Y eso que no lo hice con la intención suficiente. Este año le he dedicado mucho tiempo, lo he estado revisando constantemente. Y me he estado alineando con el. Sé que la magia existe y estoy seguro que este año todo eso que pedí se hará realidad. Estoy listo.

Propósitos

Photo by Breakingpic on Pexels.com

Normalmente en estas fechas las personas están muy enfocadas en ponerse propósitos para el año que comienza. Muchos de ellos lo hacen con la expectativa, que finalmente su vida cambiará. El problema de poner esos propósitos es que en realidad no están sustentados o tienen un plan. No es lo mismo decir: quiero bajar de peso, a decir para marzo de 2021 quiero pesar 7 kilos menos. El primero es solo un deseo, el segundo te da un mapa.

Pero mas allá de poner propósitos, lo que se debe cambiar son las ganas, y sobre todo la actitud mental. Un hábito se va formando poco a poco. No por qué tu objetivo sea tener mejor condición fisíca, el primer día saldrás a correr 20 kilometros. Es mejor dar un paso sólido, aunque sea pequeño, que pretender dar 10 en un día y luego tener que esperarte.

Es bueno poner propósitos, pero es mejor iniciar.

Carta de Año Nuevo

Estamos a unos horas que termine el año. Un año que ha sido definitivamente uno que nos ha puesto muchísimos retos. Qué nos catapultó 10 años al futuro. Que nos puso a prueba en muchos sentidos. Y si bien parecería que el 1 de enero nada cambia, la realidad es que hacer un reset nos ayuda a enfocarnos nuevamente. A retomar metas y objetivos que dejamos pendientes.

Estos pueden ser leer más libros, tomar mas fotos, escribir mas. Acercarte más a tus seres queridos. Decir más veces que quieres a alguien. Y trabajar mucho más en ti. Yo te invito a que en estas fechas te des oportunidad de darte un reset. Pensar en todas las cosas buenas que te dejo el año, aquellas que no lo fueron tanto. Y empezar de nuevo.

Dicen que una crisis es una terrible oportunidad que desperdiciar. Así que espero que dentro de todo lo malo que vivimos en este año, encontremos ese silver lining que nos deje ver que estamos vivos, con salud, con nuestra inteligencia y habilidades intactas. Y que hay muchas cosas por hacer aún.

Vale la pena recordar las cosas buenas, vivir en gratitud, vale la pena recordar que estamos vivos, y que somos muy afortunados. Y entender que el 2020 era el año de valorar todo lo que tenemos y no el año en que obteníamos todo lo que deseamos.

Deseo que el próximo año sea el mejor de sus vidas. Que encuentren paz, amor, exito, abundancia, salud, fortaleza para resolver los problemas que se les ponga enfrente. Y que el 2021 sea en el que obtengas todo lo que deseas.

Recuerda que tienes todas las herramientas, pero sobre todo recuerda que te tienes a ti. Y que eso es más que suficiente.

Te amo.

Correr para liberarte

Photo by Dom Gould on Pexels.com

Tengo lo que va del mes corriendo casi todos los días. Me puse como meta para este mes correr 100 Kms. Y si bien correr es algo que he hecho durante mi vida, la realidad es que tenía muchos años sin hacerlo con propósito. Pero viendo que el covid es parte de la normalidad y con cierta limitaciones para ir al gimnasio y demás, es que retomé la actividad.

Correr me ha permitido escuchar mas audiolibros y reflexionar y meditar mientras lo hago. Durante algunas semanas mi rutina había sido entre semana correr y escuchar podcasts o libros y el sábado en una carrera larga escuchar música.

Durante la semana me preparo para esa carrera larga, haciendo un playlist de la música que escucharé. Es un pequeño ritual que me ayuda a estar “listo”.

Hace un par de semanas agregué esta canción que parecía que no tenía mucho significado, sin embargo ir corriendo a las 5.30 AM con todo en silencio no queda mas que poner atención:

Look inside

You’ll find a deeper love

The kind that only comes from high above

If you ever meet your inner child

Don’t cry

Tell them everything is gonna be alright

Los dos últimos sábados mientras corro han llegado a mi mente muchos pensamientos, pero hoy en particular sentí como me liberaba. Como mi cuerpo decía que ya no quería cargar con todo lo que es suyo, y pasó algo importante, mientras iba corriendo y escuchaba una canción (que parece que no tiene mucho contexto pero en realidad si lo tiene) es que empezaron a salir lagrimas. Lagrimas de coraje, de frustración, de tristeza, de impotencia, pero salieron. Eso pasó en el kilómetro 5 de mi carrera.

Después de eso hubo una liberación completa, una sensación de ligereza, de ir flotando mientras corría, de darme cuenta que la persona mas importante soy yo. Y mientras otra canción salía fue que decidí, ahora soy la persona mas importante en mi vida.

Sticks and stones, they may break these bones

But then I’ll be ready, are you ready?

It’s the start of us, waking up, come on

Are you ready? I’ll be ready

I don’t want control, I want to let go

Are you ready? I’ll be ready

‘Cause now it’s time to let them know

We are ready, what about us?

Hoy me libero. De las cargas. De las culpas. De lo que no me corresponde. Y hoy me enfoco en mi.

Quien pensaría que en el kilómetro 90.8 iba a encontrar mi libertad?

Dar Gracias

Photo by Element5 Digital on Pexels.com

La celebración de Thanksgiving siempre me ha parecido muy bonita. Y desde que tengo memoria la celebro. De cierta manera he estado expuesto a la celebración desde mi infancia y crecí con esa celebración.

Pero mas allá del fondo de juntar a la familia, me parece importante retomar el tema central de la misma.

Dar Gracias. Y dar gracias debe ser una práctica central de nuestro día a día. Dar gracias por las bendiciones, por los eventos, por lo bueno y por lo malo. Por entender que los eventos no son ni buenos ni malos, solo son.

Pero tener gratitud por lo que tenemos, por las bendiciones y por la fortuna, debería ser algo constante en nuestra vida. Yo hoy agradezco por qué si bien 2020 no ha sido el mejor año, si ha traído muchos aprendizajes, muchas lecciones, y estoy seguro que tienen una razón de ser.

Hoy, por qué dan gracias ustedes?

Todos queremos la fórmula

En la búsqueda del éxito o de aquello que consideramos el éxito, todos queremos los puntos, la formula o el checklist para seguir. Y en realidad la fórmula es muy sencilla.

Crea y se constante.

El problema es que una vez que nos dan la fórmula nos quedamos con la sensación que no es lo que esperábamos escuchar. Parecería que estábamos esperando un “abracadabra” que con decirla se iba a revelar ante nosotros una especie de acto de magia y que de repente todo se aclarara, y el camino estuviera despejado y que y que de repente tuviéramos el éxito o eso que queremos o aspiramos

Pero la vida no es así. La formula es muy sencilla, lo que no es sencillo es ser constante y seguir adelante cuando la cosa se pone complicada.

Y tu, que ya tienes la formula, que estás haciendo con ella?

Días y Meses que Pasan

Photo by Martin Lopez on Pexels.com

Han sido días y meses largos. Estamos a medio noviembre y algo que sería temporal y que inició en marzo, hoy parece que es la nueva normalidad al menos hasta el siguiente verano.

Es complicado poner en perspectiva todo lo que ha pasado. Pero tratando de hacer un análisis de lo que estos 8 meses de encierro nos han dejado, creo que han sido mayormente positivos.

Afortunadamente mi familia sigue sana en todos los frentes. Yo, con salud. Si bien últimamente mi salud mental siento que es de un enorme cansancio, en general, todo está bien.

He aprendido mucho, y aún sigo batallando con los limites que por alguna razón siguen existiendo en mi mente. Estoy luchando para romperlos. Pero sigue siendo complicado.

A la distancia he visto como muchos de los patrones o conductas que tengo han sido heredados o pasados por mis padres. Y no lo hago con el afán de juzgarlos, simplemente lo hago como un análisis de que así es. Mi batalla ahora es para procesarlos y romperlos.

Me siento como tratando de salir del agua, y sabiendo que afuera es mejor, pero hay algo que me ata a quedarme ahí. Supongo que sigo buscando las tijeras para cortar el lastre, cuando solo necesito darme cuenta que poniendo mis manos en el piso y empujandome hacia afuera basta.

Hoy tomo la decisión de hacerlo