Vaivén Mental

Photo by Lycheeart on Unsplash

Hay días en que uno pone todo su empeño para levantarse con el ánimo a tope. Que te mentalizas, te enfocas, que avanzas y sigues caminando. Pero de repente pasa algún evento que te desequilibra. En esos momentos, primero te molestas, te asustas. El perder el balance de algo que pensabas que tenías el control es fuerte.

Pero lo que debes hacer es pausar. Darte cuenta que no tienes el control de las cosas y está bien. Volver a aterrizarte, ponerte en paz, respirar y avanzar. Reconocer que la mente va y viene, y asi vienen momentos buenos y momentos malos. Simplemente dejalos pasar.

Todo está bien.