Barreras

Photo by Ali Yahya on Unsplash

Hace unos días platicaba con un conocido. Le comentaba que mi ritmo de correr era de alrededor de 5.50 minutos por kilometro. Se lo dije orgulloso. Y el me comentó: yo creo que sin problema puedes correrlos a un ritmo de 5 minutos sostenidos. De momento me pareció algo imposible. Sin embargo en la medida que me explicaba el tipo de entrenamiento y demás, mi mente fue aceptando que era posible. Y en un instante se rompieron las barreras mentales que tenía en mi mente. Y de ser algo “imposible” empezó a convertirse en algo por lograr.

Adicional recordé que había puesto ese objetivo en mi vision board. Fue entonces que empecé a pensar cómo es que nosotros mismos somos nuestros propios enemigos. Nuestras barreras están formadas por nuestros pensamientos o por lo que nosotros creemos. Y entonces basta que algo o alguien nos haga movernos, para entonces darnos cuenta que es posible.

Cuantas barreras tenemos que tirar, cuántos objetivos hemos dejado de perseguir por las barreras que nos hemos puesto? Si lo pensamos por un instante todo está en nuestra mente. Entonces hagamos un pacto. Rompamos barreras. Hay que darnos cuenta que solo son barreras mentales y que se pueden derrumbar. Solo necesitamos un pequeño empujón.