Fallecer

Photo by Noah Silliman on Unsplash

Siempre que fallece un ser querido comenzamos a resaltar las cosas buenas de la persona. Nos olvidamos de las cosas que pudieron parecer malas o errores de dicha persona. Y tratamos de recordar todos esos detalles que fueron significativos o que nos hicieron reir, tratamos de alguna manera honrar a esa persona.

Y entonces, por qué nos empeñamos tanto en vida en decir que tal o tal persona es mala. Qué tiene tal o cual defecto? Por qué somos tan critícos y juzgamos tan fuertes? Es necesario que alguien fallezca, para entonces recordar lo bueno que fue?

Creo que entonces, en vez de fijarnos en las personas, deberíamos enfocarnos en nosotros. En pensar cuales son las cosas por las cuales nos gustaría que nos recordaran, y actuar siempre con ese interés. No por lo que alguien pueda decir, si no por hacer que nuestra vida tenga sentido. Ser buenas personas es nuestra misión.