Meditación

Photo by Prasanth Inturi on Pexels.com

Hace unos días (21 para ser exactos), retomé nuevamente la práctica de la meditación. Muchos de los beneficios ya se han contado en múltiples páginas. Pero mi intención simplemente quería platicar que después de 21 días en lo personal me ha ayudado mucho a reenfocarme. A tener paz. A recuperar mi esencia y a volverme a conectar con mi ser interior.

Es increíble como el día a día nos hace desviarnos de nuestro camino. Nos hace olvidarnos de nosotros mismos. Pero saber que algo tan “simple” como dedicarle 20 minutos al día para reenfocar energía, para poner nuestra mente en blanco, y así conectar con nuestra esencia es la solución inicial para muchas de nuestras angustias.

Es una práctica que sin lugar a dudas merece tener como un hábito diario. Si podemos sin problema estar pegados al teléfono durante 8 horas, podemos dedicarnos 20 minutos a nuestra paz. Nuestro ser interior nos lo va a agradecer. Y de repente todo estará un poco menos gris y mas de colores.