Buenas Noticias

Finalmente el susto de salud, resultó ser algo menor, y algo sumamente controlable. Afortunadamente, no pasó a mayores. Estoy feliz, por qué me doy cuenta que estoy sano, que tengo tiempo por delante y que puedo volverme a enfocar a hacer lo que tengo que hacer.

Durante este tiempo estuve pensando mucho en que pasaría si, y como tantas veces, me he dado cuenta que no ha sucedido lo que pensaba que iba a pasar. Solo me llegó un gran dren de energía, un desgaste que pude haberlo evitado.

Ahora me queda aprovechar esta nueva oportunidad, disfrutar la vida y no dejar nada pendiente. Es un buen reset, como todo este año ha sido.