El Peor Juez

Photo by Bill Oxford on Unsplash

Hoy por la mañana, fui al colegio de mis hijos. Uno de ellos está llevando a cabo el trámite para conseguir una beca. En la solicitud había muchos errores y estaba llenada de manera incorrecta. El caso es que no la aceptaron por las inconsistencias y errores muchos de ellos de dedo.

Uno de los puntos importantes que mencionaron fue que la composición familiar estaba muy confusa. Entonces, fui a la junta para explicarle a la encargada de becas para explicarle el contexto familiar. Y es por qué en nuestra familia hay un entorno bastante peculiar.

El caso es que una vez que plasmé en papel el contexto, las dependencias, y demás entorno familiar, me di cuenta que tengo una carga muy pesada y mucha gente que depende de mi. Pero mas allá de sentirme orgulloso, me doy cuenta que hago muchas cosas, y que tengo una carga muy pesada. Y qué a veces debería darme el tiempo o el espacio de reconocer que soy muy valioso, y que hago mucho, por muchas personas.

A veces es bueno darnos cuenta de eso, por qué muchas personas a veces tratan de denostar el enorme esfuerzo. Supongo que tengo que seguir trabajando en mi propio reconocimiento. No por buscar validación allá afuera, si no para darme cuenta que valgo mucho. Supongo que algún día lo haré.