Win

Photo by Katrina Berban on Unsplash

Siempre me he considerado una persona muy centrada. Y qué dificilmente se me notan las emociones. Por supuesto que soy una persona que le gusta ganar, pero normalmente cuando llego a ese punto de obtener la victoria mi sensación es de “reto cumplido” y ahora qué sigue?

Y sé que debería de darme mas tiempo y disfrutar mas las cosas, pero no sé si es una falla o simplemente me gusta mas el proceso que disfrutar cuando llega el triunfo. Y viene esto al caso, por qué el día de ayer, uno de mis hijos inició su temporada de futbol americano en su preparatoria. El verlo saltar al campo con su nuevo uniforme, con sus nuevos compañeros, fue una gran satisfacción. Verlo destacar y ser un baluarte fue muy emocionante. El partido terminó como se esperaba, el equipo de Guadalajara ganando con comodidad. Y entonces cuando le tomé la foto viéndolo con esa cara de felicidad, mi siguiente pensamiento fue, y ahora? Qué sigue? Sé que he hablado mucho de que el camino es lo importante y no el destino, pero me gustaría ser mas capaz de disfrutar el momento de gloria. Supongo que tengo que seguir aprendiendo.