Elbow

Photo by Tom Sheehan

Uno de mis grupos favoritos es Elbow. En México no son tan conocidos, pero son una banda sumamente elegante, y que en el 2008 ganaron el Mercury Prize. La banda tiene unas canciones con una mezcla de nostalgia, sentimientos que erizan la piel.

La próxima semana me tocará verlos en vivo, ya que vienen a la Ciudad de México. Es una de esas bandas que jamás pensé en tener la oportunidad de verlos, pero hoy se presenta la oportunidad y estoy muy emocionado.

Una de las canciones más bonitas y que mas me gusta de ellos es la de Magnificent (She Says), y si bien no sé de que se trata, yo la he relacionado con mi hija.

Mi pequeña que si bien no es mi hija biológica, es como si fuera mía. De repente tiene actitudes y comportamientos que me recuerdan a cuándo yo estaba de su edad.

And there she stands
Throwing both her arms around the world
The world that doesn’t even know
How much it needs this little girl. It’s all gonna be magnificent, she says
It’s all gonna be magnificent

Creer que el mundo nos necesita y que tenemos que intentar ser lo mejor que podamos ser. No detenernos y crear y darle al mundo nuestros regalos es nuestra obligación. Y creer que todo va a ser magnifico, es lo que tenemos que hacer. No creer que solo por pensarlo así será, sin embargo, tener la certeza que si lo intentamos y ponemos alma, todo saldrá bien.