Backyard

Photo by Randy Fath on Unsplash

Uno de los proyectos que había dejado pendiente durante los últimos años, era diseñar y hacer un espacio útil de la terraza de la casa. Es un espacio pequeño pero que puede ser utilizado de manera interesante. Eso y una terraza volada que tenemos son cosas en las que me debo enfocar. Ayer que pensaba en eso, me dí cuenta que así como queremos iniciar ayudando a otros, debemos primero ver hacia adentro.

Yo soy fiel creyente que para qué el mundo funcione de manera correcta, primero debemos de funcionar de manera correcta nosotros. Y eso implica estar bien. Así que de alguna manera me parece que este proyecto de remodelar, es una buena metáfora para mi arreglo interior. Rehabilitar zonas o espacios que no estaba aprovechando o utilizando de manera consciente es importante.

Yo creo que todos tenemos espacios dentro de nosotros que no aprovechamos. Habilidades y espacios que debemos utilizar. Por eso es una buena analogía. Hay que de repente remodelar, limpiar, desescombrar, acomodar y darle vida a espacios. Sacar la basura, tirar lo que ya no sirve, descubrir cosas que ya tenías y que tienes que aprovechar. Y traer cosas que te sirvan. No acumular cosas que ya no te sirven, dejar ir cosas que ya no te sirven para dar espacio para otras cosas. A final de cuentas tienes que estar cómodo en tu espacio, en tu casa, en tu ser. Para poder tener una buena vibra debes ser una buena vibra.

Y como todo proyecto que se va a ejecutar, primero se inicia planeando. Se necesita ver con qué recursos cuentas, hacer un presupuesto y de alguna manera ver el proyecto concluido. Ir adaptando poco a poco y mejorando con cada iteración. Hoy termino con esta frase de Seneca, donde habla sobre esto.

“Let all your efforts be directed to something, let it keep that end in view. It’s not activity that disturbs people, but false conceptions of things that drive them mad.”

Seneca

Por último, un pequeño recordatorio. Mañana se regresa a la actividad normal, y seguramente habrá mucho tráfico, mucha gente estresada. Recordar que hay cosas que podemos controlar es lo más importante. Desengancharnos de las cosas que no son nuestras es una forma de disipar probables conflictos.