Viernes

Photo by Nicole Honeywill / Sincerely Media on Unsplash

Normalmente la gente vive odiando el lunes y esperando con ansias el viernes. Hoy reflexionaba, que para mi no hay en realidad un día preferido. Claro que me gusta que llegue el fin de semana, ya que me permite ponerme al corriente en otras cosas, escribir mis Sunday Ramblings, leer y pensar un poco mas sobre lo que hago y sobre mis objetivos.

Pero hay otros que solo están viviendo para llegar al viernes. Irse de fiesta y olvidarse del trabajo. Vaya buscan, escapar de esa realidad en la que se han enredado. Y no debería ser así. Uno debería ser capaz de buscar un estilo de vida donde sea constante, donde no se te vayan dos días importantes odiando uno y ansiando al otro. En realidad deberíamos de buscar un trabajo, una actividad y una vida de la cual no huir, si no abrazarla con todo y disfrutarla al máximo.

No hace falta contabilizar que faltan 3 días para el fin de semana, cuando en realidad estás enamorado de lo que haces. Todos los días tienen el mismo sentido, si nosotros le damos el contexto adecuado. No hay que huir de los días, si no hacerlos contar.