Festivales

Photo by Charlie Solorzano on Unsplash

Me gusta asistir a los festivales de música. Y me gusta no solo ver y escuchar a las bandas que tocan ahí. También me gusta mucho observar a las personas que van a los festivales. Esa mezcla de olores, colores, vestimenta, percepción, creencias y emociones convierten a un festival en una de las experiencias más interesantes de nuestra sociedad.

Ver gente tan distinta unida y cantando al unísono, sin que nadie los moleste, siendo libres y bailando, gozando, riendo y hasta llorando, gente descansando sin ser molestada. Gente siendo gente. Y gente siendo libre. Y en términos generales con un comportamiento excepcional.

Eso me pone a pensar que los festivales son un microcosmos de nuestra sociedad, y que afuera deberíamos comportarnos más, como cuando estamos en un festival.

Más libres, mas sueltos, sin menos cargas. Intentando cantar más, bailar más, reir más, siendo mas felices y ligeros. Disfrutando de la vida, solo o acompañado, conviviendo y uniéndonos más. Olvidándonos de todo y disfrutando el momento.

“La vida es un gran baile

Y el mundo es un salón.”

Café Tacuba – El Baile y El Salón