Sonreir

Reir
Reir

Hay días en que las cosas se ven complicadas. Días en lo que todo está gris y nublado. Pero entonces lo que queda hacer es dos cosas: tener gratitud y sonreir.

Ya he platicado mucho sobre la actitud ante las cosas. Y llega un momento en la vida en que no es que las cosas te dejen de importar, o que te vuelvas un tipo sin sentimientos o de piel tan dura que nada te mueve. No. Simplemente se trata de reir, saber que lo que pasa es temporal, y que todo se resolverá. Y hay días en que sabes que todo está dificil, pero lo mejor que puedes hacer es sonreir.

Sonreir con toda la certeza que todo estará bien. Quizás hoy no, pero mañana sí. Pero mientras haya vida, siempre habrá dos opciones, reir o lamentarse. Hoy decido sonreir.