Cerveza

Photo by Josh Duncan on Unsplash

Hay días en que lo único que se necesita para ser feliz (al menos temporalmente) es una cerveza. Y en estos momentos de tanta complejidad, no me caería nada mal una a mediodía.

Mi gusto por la cerveza, y particularmente por la cerveza artesanal, me comenzó en 1996 cuando visité por primera vez Denver, Colorado. El probar esa primer Fat Tire (hoy por hoy mi cerveza favorita), me hizo transformar completamente mi percepción de lo que una cerveza debería ser.

Desde entonces a la fecha, mi sueño siempre ha sido tener una cervecería. Durante algún tiempo experimenté con el home brewing. De un tiempo a la fecha he pensado que cuales son las cosas que me faltan por hacer, y definitivamente tener una cervecería artesanal es una de ellas.

Así que brindo por mí, para que mi sueño se haga realidad, y ponga manos a la obra.