El Arte de Vivir

photo of a sand glass
Photo by Immo Wegmann on Unsplash

En la mañana escuchaba un podcast donde hablaban de cómo se podía interpretar que los estoicos, sobre todo Marco Aurelio estaban obsesionados con la muerte, y de como esa percepción era bastante engañosa. En todo el tiempo en el que he estado estudiando esa filosofía, me he dado cuenta que al contrario, que en realidad al saber que la muerte es inevitable, hay que enfocarse en el arte de vivir.

Hay que disfrutar todo lo que la vida nos presenta. Hay que vivir la vida al máximo. Es famosa la historia de Johnny Cash, el cantante americano que en muchas de sus canciones hablaban de la muerte, de tragedias, y él siempre vistió de negro. Alguna vez le preguntaron sobre si él escribía sobre la muerte y al igual que los estoicos dijo no, yo hablo de vivir. En alguna entrevista que le hicieron hablaba de un bypass que le hicieron y como en algún momento vió la luz y estaba muy emocionado por llegar a ella. Sin embargo regresó y pudo vivir unos cuantos años más.

Y así estoy yo pensando últimamente sobre mi mortalidad, sobre mi vida. Creo que empezó a hacerse mas notorio mi pensamiento sobre mi mortalidad, desde que un buen amigo murío en mayo. Y así he estado, tratando de eliminar ese miedo a lo que eventualmente todos pasaremos. Y tratando de maximizar cada momento, cada espacio, cada instante. Disfrutando mi vida. Y no esperar a tener que ver la luz, para darme cuenta de lo maravillosa que es, de lo mucho que tengo que hacer aún, y que tengo seguir adelante, interpretando este papel que me ha tocado vivir de la mejor manera.

Recordar que algún día moriremos debería ser el mayor motor para no dejar nada pendiente. Y en vez de pensar en nuestra mortalidad, pensar en vivir. Volverme un obsesionado por la vida. Y sacando lo mejor de ella.

Memento Mori

Y ese es mi compromiso conmigo mismo. Estar despierto, agradecido y en paz.