Un Día Sin Internet

photo of internet code
Photo by Markus Spiske on Unsplash

Desde ayer por la tarde, debido a una falla de mi proveedor de internet, me encuentro sin servicio. Yo trabajo desde mi casa, por lo que ha sido todo un reto tratar de encontrar la forma de solucionarlo, y de encontrar formas distintas de hacer mis pendientes. Mi primera reacción fue molestarme, pero hacerlo no me hubiera traído ninguna solución. Sin embargo he tomado con paciencia esto y tratando de verlo de manera positiva.

Decidí conectar mi teléfono para usarlo como modem, sabiendo que tengo que ser muy cuidadoso para no acabarme los GB’s que tengo disponibles. Entonces, me puse a revisar con calma cuales aplicaciones, y qué cosas desconectar de tal forma que no consuman de más. Y con sorpresa y un poco de reflexión, me estoy dando cuenta que sorprendentemente, al no tener tanta distracción, nos volvemos mas productivos. En tan solo un par de horas logré resolver todos mis pendientes del día de hoy. Logré contactar de manera telefónica (algo que hubiera evitado en otra circunstancia) con algunas personas. Y terminé mis pendientes enfocándome y sin distracciones.

A modo de broma platicaba con mi esposa y le decía que ahora lo que nos quedaba era convivir. Así que el día de ayer nos salimos a tomarnos una cerveza, a platicar y a reconectarnos.

Con tanta tecnología y con tanta distracción, fue algo muy bueno conectarme más con las personas cercanas que con las lejanas. Y a veces eso nos falta, desconectarnos, para conectarnos.