Viejos Métodos de Educación

Hace unos días platicaba con un amigo sobre nuestros hijos que son amigos entre ellos. Nuestra conversación que en un inicio hablaba de como aún ellos no decidían que estudiar, se convirtió en una plática sobre como parecía que en esta generación los hijos son mas decidiosos, conformistas y que esperan que todo les caiga del cielo y sin el mínimo esfuerzo. Y que no tienen la misma hambre que nosotros cuando teníamos su edad.

Parte de la discusión se centró en que al menos en mi caso mi padre que es un tipo muy duro, exigente y que siempre demandó lo mejor de mí. Y bajo su óptica siempre podía hacerlo mejor (y mas valía que lo hiciera).

Cuando las cosas no salían bien, o cuando mis calificaciones no eran adecuadas siempre tenía un grito, un regaño y hasta un golpe como forma de educación. Cuando llegaba a casa con las boletas, temblaba por qué ya sabía que por cada calificación que no fuera un 10, la diferencia significaba un golpe.

Y yo le decía a mi amigo que parte de sus métodos hoy día serían mal vistos por esta generación por las autoridades, psicólogos y un sinnúmero de entidades. Sin embargo hoy después de sufrir su forma de educación, agradezco todo lo que hizo por mi. A la distancia veo como no resulté ni traumado ni flojo y menos alguien con odio hacia su padre. Si en, su momento lo tuve y fue una etapa muy complicada digna de toda una novela, pero hoy me doy cuenta que toda esa forma de educar solo tenía el fin de enseñarme que la vida no es fácil y que a veces un golpe a tiempo ayuda a rectificar el camino, antes de que sea demasiado tarde. Así que gracias Pa!