Amar Lo Que Produces

image of a canvas with paint
Photo by Anna Kolosyuk on Unsplash

El objetivo es crear. Ese debería ser el inicio de todo. Empezar. Tomar la primer foto. Escribir el primer párrafo. Pintar el primer cuadro. Todos estamos destinados a buscar y encontrar nuestra pasión.

Tus primeros trabajos podrán no ser una obra de arte. Podrán no ser candidata al Pulitzer, pero al menos debes de sentirte con confianza que creaste algo y que iniciaste. Y mientras lo hagas con pasión, las criticas no importan.

Pocos son los que se atreven a crear. Y son menos los que se atreven a iniciar.

Encuentra satisfacción en lo que haces. Inténtalo, una y otra vez. Ama el proceso y ámate a ti.

Paso a paso. Día con día. No tiene mucha ciencia. Pero se requiere de mucho.

Otra parte importante es aprender a ser críticos no solo de tu arte, si no de los demás. No basta decir “eso es pésimo”. Es mejor decir “falta que trabajes un poco más en el”. Denostar lejos de construir puede arruinar pasiones y objetivos de vida. ¿Cuántas historias del papá que le dijo a la hija “cantas feo” conoces, que provocó que esa niña con enorme pasión decidiera que no era lo suficientemente bueno y ni siquiera lo siguió intentando?

En la forma de decir las cosas puedes frustrar la carrera o la pasión de alguien. En otra simplemente lo guías. La diferencia es clara. Incluso a tí mismo, en la forma en que te hablas está el camino ¿Cuál prefieres?