50

Photo of a man running and passing by a 50 sign by Guillaume de Germain on Unsplash
Photo by Guillaume de Germain on Unsplash

Este es el post número 50 de este joven blog. Y parecen pocos posts (definitivamente lo son). Pero para mí significa un logro importante. 50 días de intentar producir al menos 100 palabras de las cosas que me pasan o de las cosas que pienso y trato de plasmar.

Durante muchos años había estado intentando escribir algo. Lo que fuera. Intente en varias de páginas, en notas, en diarios, pero siempre el miedo a las criticas, o a los comentarios negativos, hacía que lo abandonara o que evitara escribir en realidad lo que siento, tratando de alguna manera de guardar cara o de intentar que esos pensamientos u opiniones no estuvieran relacionados al 100% a mí.

Al final de cuentas todos somos culpables de lo mismo: Nos preocupa el que dirán.

Y sé que estoy lejos de escribir de la manera que al menos en mi mente podría escribir, pero ha sido un ejercicio muy interesante ver como hay días en que las cosas fluyen de una manera más sencilla y las palabras están ahí. Hay otros en el que escribir algo cuesta y mucho. Y como poco a poco vas encontrando tu ritmo, tu voz y esa voz que siempre está detrás de ti diciendote “no puedes” se va apagando y en su lugar llega otra que te empieza a decir: “ves, no es tan malo”, tu puedes.

En el anonimato del internet, me siento contento por qué uno de los objetivos que me planteé fue: escribir todos los días. Otro de ellos fue escribir lo que sea y plasmar mis pensamientos sin filtros, sin temor, del que dirán, sin temor de expresar. Y este post en realidad es un buen bookmark esperando que en algún momento 50 posts se conviertan en 500 y luego en 5000 y por qué no, llegar a 10,000. Si a alguien le ha servido al menos una frase o una oración de lo que he escrito que bueno. Al menos a mí me ha servido para encontrar mi espacio, mi refugio y mi lugar especial.