Luchar

Photo by Chris Chow on Unsplash

Los estoicos comparaban la vida mucho con la lucha. Me imagino que era por qué era el deporte mas conocido y practicado en ese momento. Y supongo que es parecido a lo que hacemos nosotros al comparar a la vida con el box, con las artes marciales mixtas, con el jiujitsu, con el futbol americano, o cualquier otro deporte. Las analogías vienen de la dificultad de los entrenamientos, de las partidas, y de los enfrentamientos que se nos ponen enfrente. Por eso a mi me gusta mucho los deportes, ver como los atletas se preparan, desarrollan sus habilidades y en muchas ocasiones logran vencer de manera épica, o logran darle la vuelta a un oponente que pensaba ya alzarse con la victoria.

Es así entonces que como verdadero estoico debemos estar preparados para lo que la vida nos pone enfrente. En esta analogía tenemos que entender que nuestra verdadera personalidad saldrá cuando nos enfrentemos a un problema o las cosas se pongan dificiles. Y debemos asumir a la vida como un digno contricante que sacará lo mejor de nosotros y revelará nuestra verdadera identidad.

Sea un encuentro sencillo o sea un oponente profesional el que se nos pone delante debemos enfrentarlo con gracia, con actitud y sobre todo con el interés de aprender de ese reto. Ya tenemos el reto enfrente. Como lo vamos a solucionar?