Hoppipola

Hace algunos años pasaba por una depresión muy profunda. Tan profunda que tuve pensamientos negativos que hoy día me averguenzo un poco de ellos. Fue un día tal que en una estación de radio escuché por primera vez esta canción de Sigur Ros. Recuerdo perfecto que el locutor (Gonzalo Oliveros) la presentó y comentó que la canción hace referencia a que a pesar de las circunstancias y de “tener la nariz llena de sangre” hay que seguir adelante.

Hoy que paso por momentos dificiles, que ponen a prueba todo lo que he pregonado y todo lo que he escrito sobre confiar y demás me hacen regresar a ese momento y digo. Todo está bien. Hay que intentarlo una vez más. Solo hay que intentarlo una vez más.