Con Cuidado

Photo by Nicolas Cool on Unsplash

“Be careful about getting good at things you don’t want to do.”

Cuidado. Pon atención. No hagas eso. Esas llamadas de atención nos las hacían a aquellos que tuvimos la fortuna de tener un padre que estuviera cuidando nuestros pasos. Pero en la medida que vamos creciendo quizás ya no tenemos quien nos esté guíando y ahora tenemos que tomar muchas de nuestras decisiones por nuestra cuenta. Y esas decisiones incluye saber qué tipo de persona somos. Qué tipo de habilidades tenemos. Y sobre todo qué tipo de personas queremos ser.

¿Cuánta gente conocemos que son muy buenos en lo que hacen? Quizás son excelentes maestros, excelentes empleados. Pero la pregunta es: son buenos por qué les gusta hacer eso? O son buenos por qué piensan que no tienen otra opción?

¿Cuantos de nosotros hacemos cosas en las que somos muy buenos pero que a la primera oportunidad dejaríamos totalmente para explorar y hacer otras cosas? Cuantos de nosotros somos muy buenos empleados, pero si se diera cambiariamos nuestras actividades por algunas más? Y peor aun quienes de nosotros somos muy buenos para mentir, engañar y otros cientos de hábitos que sabemos que no nos ayudan, y sin embargo hemos aprendido a ser muy buenos con ellos. Y tenemos que tener cuidado y detectarlos y dejar de ser buenos en eso. Cambiar un hábito en el que somos buenos pero que no nos sirve y aporta, por uno en el que tengamos que aprender de cero no es fácil. Pero es algo que nos debemos.