Outside Events

“You have power over your mind — not outside events. Realize this, and you will find strength.”

Marcus Aurelius

Lo admito. Ayer me hicieron enojar mucho. Un mensaje que recibí me hizo molestar mucho. Me sacó de mis casillas y reaccioné de una manera que no debía. Y no es que me justifique. Por un lado me parece injusto que gente a la que has ayudado durante varias ocasiones, hoy tenga la desfachatez de exigirte, cuando hay cosas que no dependen de ti. El coraje me duró quizás unos 15 minutos, pero con eso tuve para que me lograra sacar de balance y de mi centro.

Después de que el coraje se me pasó. Me puse a pensar. ¿Por qué le doy tanto poder a ese evento? Yo no soy responsable de lo que esa persona pueda creer no solo sobre mí, si no por las circunstancias en como las cosas se han dado. Y entonces recordé esa frase de Marco Aurelio (siempre hay una frase aparentemente). El único que tiene poder sobre mí y sobre mis pensamientos soy yo. Y darle importancia a lo que los demás puedan pensar, no hará que ellos cambien su percepción. Pero no puedo tampoco entregar mi paz y mi calma, por lo que los demás puedan pensar. Yo soy una persona que solo puede controlar su mente y no los eventos exteriores. Entonces, tengo que recordármelo constantemente y volverme a prometer que no habrá nada que me saque de quicio.